Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El cine, la televisión y la fotografía son artes que suelen mezclarse en su realización y que utilizan instrumentos similares para lograr sus obras. Uno de ellos es el trípode, esencial para estas actividades, pero el estilo del trípode dependerá de la actividad a realizar. Hay diferentes aspectos que influyen al escoger un trípode para video o foto. Antes mencionar las diferencias entre los trípodes usados para estas artes, vamos a explicar qué es un trípode.

¿Qué es un trípode?

Un trípode no es más que un accesorio, muy recomendado tanto para fotografía como para video, que tiene tres patas que aportan estabilidad a la cámara. Estas patas suelen ser articuladas y plegables, para ajustarse a las diversas necesidades de altura y que permiten transportarlo de una manera cómoda y compacta. Además, este accesorio cuenta con una columna central de movimiento vertical que soporta un determinado peso y, usualmente, tiene una altura mínima y una máxima y puede, en algunos casos, colocar la cámara invertida (muy cerca del suelo).

El uso del trípode para video o foto suele ser primordial, ya que, como se mencionó antes, aporta estabilidad a tu cámara y representa un soporte que brinda más libertad a la hora de cuadrar tu toma o escena, sin tener que mover la cámara para todos lados.

Una de las recomendaciones que les hacen a amateurs del cine, de la fotografía y youtubers (personas que se dedican a hacer videos en la plataforma de Youtube sobre distintos temas), es conseguir un trípode para video o fotografía donde colocar tu cámara para garantizar la calidad de los videos y generar un material que atraiga a la audiencia. Al tener tu cámara en el cabezal o rótula del trípode el ajuste del encuadre resulta muy sencillo.

 tripode para video 3

Manuel Martín – Flickr.com

Tipos de trípode para video o foto

Existen diferentes tipos de trípodes de acuerdo al material con el que están hechos y que resultan más adecuados para ciertas situaciones. Los trípodes de aluminio son los más económicos y proporcionan una buena estabilidad, mientras que los de carbono son más ligeros lo que los hace ideales para un fácil transporte, pero por estas características son más costosos.

También tenemos los mini trípodes, ideales para tomas domésticas, en viajes o en espacios reducidos y por último están los monopiés, que solo tienen una pata y son un buen apoyo para trabajar con cámara en mano.

Trípode 2

Mario Fernández – Flickr.com

¿Fotos o video? Cuerpo del accesorio

Generalmente, el tipo de trípode que decidas usar no hará una gran diferencia en el resultado que obtengas, ya que su función es simple: sostener la cámara. Sin embargo, hay aspectos que debes tomar en cuenta a la hora de invertir en un trípode para video o foto, aspectos que son beneficiosos según lo que quieras obtener.

En el mercado se pueden encontrar trípodes tan grandes como muebles para cámaras de video profesionales o tan diminutos que parecen de bolsillo. Por ello, antes que nada, debes tener muy claro sí necesitas un trípode para video, foto o ambos.

Uno de los primeros aspectos a tomar en cuenta a la hora de escoger este accesorio es la diferencia de tamaño entre las cámaras de video y las de fotos. La regla general es que las cámaras de fotos suelen ser más pequeñas y compactas que las de video, aunque es bien conocido que hay cámaras fotográficas que también toman video, pero las cámaras semi-profesionales y profesionales de video son mucho más pesadas y voluminosas.

Por esta razón, las patas de los trípodes para cámaras fotográficas son sencillas y suelen tener solo una vara por pata, además, son delgadas y ligeras cuando las de video tienen patas más robustas y hasta con varas dobles para soportar más peso y aun así garantizar una gran estabilidad.

Cabezal

Otro aspecto importante y que varía según la utilidad es el cabezal o rótula del trípode. Los trípodes para cámaras fotográficas pueden tener rótulas de bola, que se mueven en cualquier dirección y ángulo, pero no son muy precisas o rótulas PAN o 3D que permiten movimientos horizontales, verticales y que permiten girar la cámara entre estos ejes. Este tipo de trípode cuenta con tres varitas para fijar o aflojar alguno de los ejes a conveniencia.

art-prueba-cabezal-3d

Cabezal 3D

También existe la rótula 5D que, aparte de permitir los tres movimientos anteriores habilita un giro de 360° sin importar la posición de la cámara y un movimiento desde la zapata que fija la cámara fotográfica al trípode.

art-prueba-cabezal-5d

Cabezal 5D

A diferencia de estos, los trípodes para video suelen funcionar con una rótula 2D que funciona horizontal y verticalmente. Otra de las características que los diferencian es la suavidad del movimiento al cambiar de eje y esto se debe a la mayor fricción del cabezal que evita movimientos bruscos e inestables, lo que garantiza una toma limpia y sin baches molestos ni brincos inesperados que hagan del trabajo de edición uno más complicado.

art-prueba-cabezal-2d

Cabezal 2D

Esta mayor fricción ocurre gracias a una semiesfera que se encuentra entre el cabezal y el cuerpo del trípode que equilibra la cámara horizontalmente. También existen trípodes que combinan características de 2D y 3D desde que las cámaras réflex toman videos, lo que facilita ambas acciones con un solo equipo.

Imágenes estáticas o en movimiento

Aunque parezca que los diferentes trípodes tienen aspectos similares y que podrían servir tanto para video como para fotografía, tienes que tomar en cuenta, aparte del tamaño y peso de las cámaras, el material final que deseas conseguir. Recuerda que las fotos serán imágenes estáticas para las que necesitas estabilidad, pero no un gran movimiento, a excepción de fotos deportivas, de baile, ráfagas, etc. En cambio, el video estará compuesto de imágenes en movimiento para las que necesitas una estabilidad mucho mayor y una óptima calidad de imagen.

¿Cuándo usar un trípode?

Luego de conocer todos estos útiles aspectos de este elemental accesorio, es necesario que conozcas las situaciones en donde un trípode es esencial para el trabajo:

  • Cuando la exposición de la fotografía sea muy larga, como en fotografía nocturna, la estabilidad es sumamente importante. El trípode es tu mejor aliado para lograr una foto nítida y de alta calidad.
  • Al usar teleobjetivos y se necesita enfocar a grandes distancias. Estos teleobjetivos suelen ser pesados y la distancia hace necesario un buen apoyo para lograr una óptima fotografía.
  • Si se desea tomar varias fotografías manteniendo el mismo encuadre, así no perderás la toma y ésta no saldrá movida.
  • En un estudio donde seguramente habrá muchos equipos y gente corriendo, lo mejor es dejar la cámara en un sitio estable y seguro.
  • Mientras grabas, para no cargar la cámara por mucho tiempo y garantizar la calidad de la imagen y el cuidado de la cámara.
  • Al usar el disparo automático para autorretratos o “selfies” (un monopié sería ideal a falta de un amigo fotógrafo).
  • Para fotos panorámicas necesitas un trípode estable que permita un buen paneo del paisaje o vista que desees registrar.
  • En el caso de fotos de productos, ya que el movimiento será nulo y necesitas precisión para tomar todos los detalles del objeto.
  • También para fotografía de vida salvaje o naturaleza.

art-prueba-perspective-2

Scott Schwartz – Flickr.com

¡Hora de buscar un trípode!

Todos estos aspectos mencionados anteriormente son importantes a la hora de escoger el mejor trípode para video o foto. Aunque su función sea sencilla y básica, muchos de estos elementos influyen en el tipo de accesorio que comprarás para tus videos y fotografías. Estos aspectos se vuelven más relevantes sobre todo si buscas uno versátil que pueda servir para ambas actividades.

Recuerda que debes tomar en consideración el material del trípode (aluminio o carbono), el peso del cuerpo y de la cámara, el nivel de estabilidad que ofrece (grosor de las patas, puntas para fijarlo en terrenos irregulares). También los seguros de las patas, las diferentes articulaciones de las patas, la altura que puede alcanzar (es recomendable buscar uno que llegue a la máxima altura que puedas alcanzar al estar de puntillas, ya que es incómodo pasar el día doblado para chequear las fotos o las tomas) y por último el cabezal, asegúrate de que se mueve a donde necesitas.

 

 

 

 

------------------

------------------

Seguir leyendo en 3lentes.com →

Licencia de imágenes de Flickr CC by 2.0

Las imágenes con licencia CC de esta publicación se rigen bajo Creative Commons

Comentarios