Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
Tamron 28-300mm F3.5-6.3 Di VC PZD – Reseña y precio
86%Nota Final
Características86%
Precio85%

El eterno debate en decidir entre un lente fijo y un lente zoom depende de las necesidades o habilidades del usuario. No obstante, este post está dedicado para aquellos que buscan un objetivo versátil y que a la vez, garantice buena calidad en la imagen. Sin duda, tales cualidades están presentes en el Tamron 28-300mm F3.5-6.3 Di VC PZD.

Uno de los mejores zooms de la compañía japonesa, debido a su corta y larga distancia focal para realizar diferentes planos fotográficos. También tiene una construcción óptica avanzada por estar compuesta por varios cristales especialistas en brindar resultados impecables en cualquier rango focal y apertura.

Asimismo, su alto rendimiento se complementa con el motor PZD y el estabilizador de imagen propios de la marca. Ambos refuerzan la nitidez de la imagen, tanto en escenas con movimiento como con poca luz. De esta manera, maximiza su versatilidad, ideal para tomas que requieren de un manejo rápido y preciso. El Tamron 28-300mm F3.5-6.3 Di VC PZD es compatible con varias cámaras y su diseño es bastante práctico. Próximamente llegarán las vacaciones, así que te invitamos a conocerlo para que lo tomes en cuenta en tus compras como fotógrafo.

 

Un clásico zoom con óptica y diseño avanzado

En el 2014, Tamron renovó uno de sus mejores zooms, el Tamron 28-300mm F3.5-6.3 Di VC PZD. Un lente clásico que contiene el rango focal más versátil de su serie y nuevas prestaciones que refuerzan su rendimiento. Asimismo, viene acompañado de una óptica avanzada con cristales y revestimientos encargados de garantizar fotografías sin irregularidades.

Este modelo se convierte en una opción bastante práctica para viajes. Esto se debe a su longitud variable que se adapta a diferentes planos con tan solo girar el anillo de zoom. El mismo brinda muchas virtudes de varios objetivos en un solo y aparte, causa menor daño en el sensor de la cámara porque no requiere de ningún cambio.

Por otro lado, cuenta con nuevas habilidades en velocidad y precisión. Dicho zoom presume de un nuevo motor PZD (Piezo Drive) que controla el enfoque automáticamente de manera rápida y silenciosa. Asimismo, garantiza una imagen nítida al instante, incluso en las escenas con movimiento, para ofrecer mayor confianza en el manejo.

La buena noticia es que también incluye el infalible estabilizador de imagen de Tamron. Este sistema se encarga de compensar las vibraciones, sobre todo con el uso del rango focal más largo y en las escenas con poca luz. De tal modo, asegura máxima estabilidad, y por ende, alta nitidez para lograr tomas impecables sin mucho esfuerzo.

Parte de su versatilidad se encuentra en el diseño del Tamron 28-300mm F3.5-6.3 Di VC PZD. Su cuerpo tiene integrado una serie de interruptores y anillos para manejar algunas funciones de manera muy precisa. A su vez, su montura es compatible con equipos full-frame y con sensor APS-C para Canon, Nikon, y Sony.

Tamron 28-300mm F3.5-6.3 Di VC PZD

 

Aspectos detallados del Tamron 28-300mm F3.5-6.3 Di VC PZD

Un zoom para viajeros

El Tamron 28-300mm F3.5-6.3 Di VC PZD es un lente perfecto para viajeros. Evidentemente, se debe a su distancia focal variable de 28-300mm que combina los rangos de un gran angular y un teleobjetivo. Por lo tanto, el usuario tiene la increíble oportunidad de realizar diferentes planos fotográficos sin tener que moverse con la cámara.

El mismo solo debe girar el anillo de zoom para lograr el encuadre deseado. Sin embargo, siempre es recomendable salir de la zona de confort para lograr tomas con buena calidad en los detalles. Esto hace referencia a que igual es una ventaja que el usuario se mueva de manera física para conservar la resolución. También amplía las posibilidades para experimentar con la profundidad de campo o el efecto bokeh para obtener tomas interesantes.

Cabe destacar que, su versatilidad permite fotografiar paisajes, edificaciones, retratos, planos detalles y más. Asimismo, desarrolla una capacidad de enfoque desde una distancia mínima de 50 cm y produce una ampliación máxima de 1:3.5. De tal modo, se puede aplicar una pequeña similitud de la macrofotografía para destacar diminutos elementos.

Por otra parte, la mayoría de los lentes con esta distancia focal variable tienen, por defecto, una apertura poco brillante. Este objetivo no es excepción ya que tiene una apertura máxima de F3.5-6.3. No obstante, ofrece un buen comportamiento en las escenas muy brillantes y en contraluz. Solo hay que trabajar en conjunto con la luz natural o con las luces de las ciudades para lograr capturar todos los detalles.

Tamron 28-300mm F3.5-6.3 Di VC PZD

Máxima nitidez y precisión

En un principio, puede resultar simple trabajar con una distancia focal variable porque solo requiere mover el anillo de zoom. A pesar de esto, en muchas oportunidades no se logra un buen enfoque o hay poco control en la estabilidad de la cámara en mano con el uso de la distancia de gran alcance.

Por esta razón, el lente cuenta con el apoyo de prestaciones avanzadas para obtener los resultados deseados. Su alto rendimiento se refleja en el motor ultrasónico PZD (Piezo Drive) y en el estabilizador de imagen propios de la firma. El primero de ellos se encarga de controlar de manera automática el enfoque para detectar rápidamente a la imagen y mantener la nitidez. Sin duda, aumenta la confianza del usuario para usar a este clásico en diferentes escenas de movimiento.

Con respecto al estabilizador, consiste en un sistema de compensación de vibración (VC) especialista en los objetivos zooms. Esto se debe porque al utilizar la longitud focal más larga es más propenso a registrar movimientos, así que el mismo evita imágenes borrosas. Aparte, se convierte en una excelente herramienta para ampliar la imagen en escenarios con poca luz (teatros, conciertos, atardeceres, etc.) porque brinda máxima estabilidad sin utilizar un trípode.

 

Construcción óptica avanzada

Este objetivo al ser uno de los mejores clásicos de la compañía japonesa, presume de una construcción óptica avanzada. Dicha óptica está integrada por varios cristales especialistas en brindar resultados impecables en cualquier rango focal y apertura. Por lo tanto, aumenta su versatilidad, ya que el usuario puede realizar diferentes planos fotográficos sin problemas porque siempre va a obtener buena calidad.

Desde un aspecto más destallado, la óptica está conformada por 19 elementos en 15 grupos. Entre ellos están incluidos cuatro elementos LD (dispersión baja), tres elementos asféricos, un elemento asférico híbrido ASL, un elemento de cristal XR (índice de refracción extra) y un potente elemento de cristal UXR (ultra índice de refracción extra).

Todos los elementos sirven para minimizar las aberraciones cromáticas, con el fin de intensificar el contraste y la calidad en la imagen. A su vez, cuenta con revestimiento anti reflectante en la superficie de la óptica para disminuir los molestos destellos y brillos no deseados en las imágenes. De esta manera, refuerza el contraste para lograr resultados con irregularidades bastantes mínimas o nulas, sobre todo en las tomas de contraluz.

Tamron 28-300mm F3.5-6.3 Di VC PZD

 

Manejo práctico

Como mencionamos anteriormente, el manejo del Tamron 28-300mm F3.5-6.3 Di VC PZD es bastante práctico. Su cuerpo tiene integrado una serie de interruptores y anillos que simplifican su manejo. Al mismo tiempo, cuenta con unas dimensiones de 75mm de diámetro y 96mm de longitud que suman un peso de 540 gr, el cual ofrece mayor estabilidad.

Además, su buena operatividad se complementa con un sellado que asegura protección contra las salpicaduras de agua. Por consiguiente, maximiza su desempeño para convertirse en un lente zoom duradero y resistente para cualquier viaje.

Mientras tanto, su precisión en manejo está presente en su diseño. El cilindro tiene incorporados un anillo de zoom grande y un anillo de enfoque pequeño para tener mayor control en el encuadre, y en la nitidez. También tiene un interruptor para seleccionar el modo de enfoque (AF-MF), un interruptor para activar o desactivar (ON-OFF) el estabilizador de imagen (VC) y otro interruptor para bloquear la distancia focal (zoom lock) seleccionada para evitar cambios en la longitud.

Asimismo, dispone de una pequeña pantalla donde se visualizan las escalas de distancias y el lente viene acompañado de un parasol desmontable con borde ondulado. Con respecto a su montura, se adapta a varias cámaras como Canon, Nikon y Sony por ser compatible con sensores full-frame, y APS-C. Así que, funciona con el equipo favorito del usuario para aprovechar su potencial. Solo se debe elegir la montura correcta y tener en cuenta que su precio puede variar.

Tamron 28-300mm F3.5-6.3 Di VC PZD

Fortalezas

+ Uso práctico

+ Rango focal variable

+ Elementos ópticos avanzados

+ Motor PZD (Piezo Drive)

+ Sistema de compensación de vibración (VC)

+ Cuerpo compacto y resistente

+ Interruptores y anillos precisos

+ Compatible con cámaras full-frame y con sensor APS-C

+ Incluye un parasol desmontable

 

Debilidades

  • Apertura poco brillante

 

Precio y disponibilidad

El Tamron 28-300mm F3.5-6.3 Di VC PZD está a la venta por un precio aproximado de $600 USD. Si estás interesado en este práctico zoom, puedes conocerlo con mayor detalle en la página oficial de Tamron tamron-usa.com. Aparte, tienes la opción de comprar según la montura compatible con tu cámara en los siguientes enlaces por país:

Estados Unidos  –  España  –  México

Y tú, ¿qué opinas acerca del desempeño del Tamron 28-300mm F3.5-6.3 Di VC PZD?

------------------

------------------

Seguir leyendo en 3lentes.com →

Licencia de imágenes de Flickr CC by 2.0

Las imágenes con licencia CC de esta publicación se rigen bajo Creative Commons

La información contenida en esta página no es oficial ni ha sido verificada. Para detalles técnicos, información oficial y datos actualizados, por favor visite la página web de la marca/fabricante correspondiente.

Comentarios