Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Uno de los accesorios más populares entre los fotógrafos son los filtros polarizadores. De hecho, para los que se dedican a la fotografía de paisajes, tener uno de estos es prácticamente obligatorio. Sin embargo, ¿qué tan necesarios son realmente? ¿Qué beneficios tienen para ti y tus trabajos? ¿Hace falta que tengas uno (o varios) en tu bolso? Si alguna vez te has hecho alguna de estas preguntas y/o no tienes muy claro qué hace un filtro polarizador ni para qué se utiliza, ¡este artículo es para ti! 🙂

Lo primero: ¿qué es un filtro polarizador y qué efecto tiene en tus fotografías?

Muchas veces vemos trabajos de fotógrafos profesionales que nos impresionan instantáneamente por la cantidad de colores que tienen. Paisajes con cielos increíbles, aguas tan cristalinas que podemos ver lo que hay debajo de ellas, árboles más verdes de lo que podamos imaginar, etc. Son imágenes con una apariencia casi mágica, ¿no? Pues, para hacer realidad cualquiera de estas capturas, muy probablemente se utilizó un filtro polarizador.

En términos sencillos, un filtro polarizador es un tipo de filtro empleado para reducir o eliminar reflejos y, con ello, dar mayor intensidad y contraste a los colores. Así, el resultado lucirá mucho más limpio y colorido.

polarizador

Hafsteinn Robertsson – Flickr

Un filtro polarizador es especialmente útil para minimizar reflejos en agua, metal, vidrio, entre otras superficies. También, es perfecto para quitar esos puntos o manchas brillantes que genera la luz solar sobre el agua o sobre las hojas de los árboles a la mitad del día, por ejemplo. Asimismo, como reduce el exceso de brillo, hace que el cielo se vea mucho más azul en tus fotografías. De esta forma se crea un bonito contraste entre el cielo y las nubes. Por esto y mucho más, esta herramienta es una de las más utilizadas y recomendadas para fotografiar en exteriores.

¿Cómo funciona?

Para utilizar un filtro polarizador solo tienes que montarlo sobre tu objetivo y girarlo en cualquier sentido hasta conseguir el resultado que buscas. El efecto de un polarizador va a variar según la posición del sol, por lo que debes ajustarlo para cada escena particular. Es importante que te fijes en dónde estás y qué inclinación tiene el sol en ese momento para adaptar el grado de polarización de tu filtro. Igualmente, fíjate en la hora que es y la época del año en la que estás para llevar un registro de esta información para futuras ocasiones.

Otra cosa que debes tomar en cuenta es que, básicamente, un polarizador genera un efecto parecido al de un par de lentes de sol, por lo que disminuye la cantidad de luz que llega al sensor. Entonces, debido a que distorsiona la manera en que tu cámara percibe la iluminación de una escena, es fundamental saber cómo utilizarlo inteligentemente.

polarizador

Emilian Robert Vicol – Flickr

Tipos de filtros polarizadores

Existen dos tipos de filtros polarizadores: circulares y lineales. Ahora, ¿cuál de los dos necesitas? Simple: circular. Los polarizadores lineales prácticamente ya no se utilizan hoy en día porque no funcionan para lentes con enfoque automático. Puede que sean más económicos que los circulares, pero el problema es que cuando tu objetivo gire al momento de enfocar, el filtro también va a girar y alterará el efecto, por lo que tendrás que volver a ajustarlo. Es por eso que no es la alternativa más cómoda. En cambio, con un polarizador circular te evitas este problema, pues tiene una montura giratoria que acomoda el efecto del filtro según el movimiento de tu lente.

¿Cuándo utilizar un filtro polarizador?

Con todo lo que hemos visto hasta ahora sobre los filtros polarizadores, podemos concluir que ellos:

  • Reducen reflejos en varias superficies
  • Eliminan exceso de brillo
  • Generan colores más vivos
  • Crean mayor contraste
  • Te permiten alterar la escena como tú quieras (recuerda que tú mismo ajustas el grado de polarización al girar el filtro)
  • Reducen la cantidad de luz que entra a la cámara

Con esto en mente, echa un vistazo a las distintas situaciones en las que podrías aprovechar un filtro polarizador:

Agua

polarizador

™ Pacheco – Flickr

Como mencionamos más arriba, un polarizador te ayuda a reducir reflejos, por lo que es un gran aliado si tu intención es capturar lo que hay debajo del agua en un lago poco profundo o en la orilla del mar, por ejemplo.

También, este accesorio es genial para remover el brillo del sol. Con esto se intensifica el tono azul del agua y se eliminan las manchas blancas de luz que tanto distraen en una fotografía (incluso aunque no te des cuenta de ello).

Fíjate en la enorme diferencia que hay entre una fotografía con polarizador (arriba) y una sin él (abajo):

polarizador

SachinChitale – Flickr

Vidrio

polarizador

Jorge Franganillo – Flickr

Precisamente porque reducen reflejos, los filtros polarizadores te permitirán fotografiar edificios con ventanas y puertas de vidrio sin que éstas reflejen lo que está alrededor. Así te aseguras de tener una imagen limpia con los focos de atención justo donde los quieres. Igualmente, podrás fotografiar a través de cristales eliminando o disminuyendo los reflejos. Tú decides cómo quieres que luzca tu fotografía alterando el grado de polarización. 🙂

polarizador

Eric.Ray – Flickr

Paisajes “apagados”

¿Alguna vez te ha pasado que quieres hacer una foto de un paisaje pero el resultado se ve aburrido porque los colores lucen muy opacos? ¡Aquí es cuando el filtro polarizador viene al rescate! Muy probablemente, el pasto de un paisaje no luce muy verde porque hay luz rebotada y calima que se “come” el color. Con un buen polarizador modificas esto para tener una escena llamativa y colorida directamente desde la cámara.

polarizador

Axel Kristinsson – Flickr

Así como puedes hacer que la hierba cobre vida, puedes hacer lo mismo con el cielo. Como mencionamos anteriormente, con esta herramienta conseguirás cielos más azules y crearás un marcado contraste con las nubes. De hecho, el polarizador te permitirá agregar mayor definición a las nubes que parecen desaparecer en los cielos muy claros.

Otros usos

Los filtros polarizadores son ideales para fotografiar automóviles porque minimizan reflejos en la superficie del mismo, tanto en la carrocería como en el parabrisas y las ventanas.

polarizador

Aidan – Flickr

Otra situación en la que puedes aprovechar muchísimo un polarizador es cuando quieres fotografiar cascadas. No solo tendrás la libertad de utilizar una exposición más larga para conseguir un delicado efecto de seda, sino que también borrarás un montón de destellos blancos de luz rebotada por rocas mojadas (también aplica para troncos u hojas).

polarizador

Photos By 夏天 – Flickr

¿Cuándo NO utilizar un filtro polarizador?

Así como un polarizador te conviene para un montón de escenarios, también te puede perjudicar en otros. Primero que nada, recuerda que los filtros polarizadores disminuyen la cantidad de luz que llega al sensor, por lo que no es muy buena idea que los utilices en espacios con poca luz; no serán nada útiles.

Esto es obvio pero no está de más resaltarlo: si quieres capturar un reflejo en el agua, desmonta el filtro polarizador de tu objetivo. No obstante, si crees que lo necesitas porque hay calima en el entorno o quieres controlar la cantidad de reflejos, prueba haciendo dos fotos: una con el filtro y otra sin él. De esta manera podrás comparar ambas tomas y decidir cuál se ajusta mejor a lo que quieres lograr.

Para finalizar…

Al igual que los filtros de densidad neutra graduados, los polarizadores son de las mejores herramientas que puedes tener para fotografiar en exteriores, pero, como todo, tienen su truco. Estos filtros no son mágicos; para poder aprovecharlos tienes que aprender a utilizarlos bien. Una vez que entiendas cómo funcionan, podrás sacarles la mayor ganancia posible para mejorar tus fotografías. Recuerda ajustar el grado de polarización para cada escena en particular, pues el más mínimo error podría dañar muchísimo un buen encuadre.

Dominar el uso de polarizadores es sencillo, pero obviamente requiere de mucha práctica, así que ¡a trabajar!

Y tú, ¿ya tienes un filtro polarizador?

------------------

------------------

Seguir leyendo en 3lentes.com →

Licencia de imágenes de Flickr CC by 2.0

Las imágenes con licencia CC de esta publicación se rigen bajo Creative Commons

La información contenida en esta página no es oficial ni ha sido verificada. Para detalles técnicos, información oficial y datos actualizados, por favor visite la página web de la marca/fabricante correspondiente.

Comentarios