Rating
88%Nota Final
Características88%
Calidad88%
Precio87%

La marca de cámaras fotográficas Nikon se ha convertido en referencia en el segmento de la gama media de cámaras profesionales gracias al lanzamiento de su línea D5000, que ya tiene unos cuantos años en el mercado demostrándonos que es posible proporcionar un nivel muy alto de calidad y cada año superarse con un nuevo modelo. La Nikon D5500 no es la excepción a esta regla, ya que lejos de intentar reinventar un mercado o demostrar características arriesgadas y novedosas, ha salido al ruedo con el fin de afianzar el liderazgo de las cámaras D5000 en este nicho de mercado. Es por ello que en esta ocasión, hemos decidido dedicarle un análisis profundo a la que puede ser una de las mejores cámaras de gama media de entrada, así como una actualización muy prometedora de los modelos anteriores de esta línea de productos, con unas prestaciones que de seguro darán de que hablar.

1544_d5500_lcd_2

El futuro de las D5000

Antes de comenzar este análisis, es importante prestarle atención al mercado actual de cámaras de gama media, ya que hay muchas personas que afirman que las cámaras réflex están llegando al final de su vida útil, con miras a una evolución total de las marcas hacia las cámaras sin espejo, más potentes y con mejores prestaciones. Esta idea no es del todo descabellada, de hecho, sus bases son muy solidas y convincentes, no obstante, la profecía no parece cumplirse aún, ya que el mercado de las cámaras SLR ni parece venir en descenso y el lanzamiento de la Nikon D5500 así lo confirma.

La razón de este comportamiento del mercado, muy lejos de lo que esperan los analistas y profesionales del mundo de la fotografía, se debe a un factor predominante en la actualidad, la variada y altísima presencia de las cámaras réflex en los anaqueles. Hacia donde mires, las réflex están presentes en una cantidad insuperable de tamaños, prestaciones, modelos y rango de precios, lo que hace que estas cámaras sean accesibles para casi cualquier usuario. Además, estas cámaras son las más sencillas de recomendar a cualquiera, dado su popularidad y demanda estable.

La D5500, más ligera

Comenzamos entonces este análisis de la Nikon D5500 con la primera impresión, nada más sostenerla entre las manos. Esta cámara es, sin duda, una de las más ligeras y pequeñas presentadas por la marca Nikon, pero no solo hablamos de esta gama, si no de todo el mercado en general, ya que es hasta 60 gramos más liviana que cualquier otro modelo. El peso es una diferencia pequeña pero que hace la diferencia al sostenerla, sobre todo durante su uso cotidiano, una característica de ergonomía que se agradece bastante.

Lo que podemos suponer que ha permitido a Nikon reducir su peso aún más es el cambio de grosor de los materiales que se han utilizado en esta cámara. Esa característica, sumada a acabados que se han venido perfeccionando desde modelos anteriores y un diseño mucho más pensado desde su empuñadura, revisten a esta D5500 de una robustez y equilibrio impresionantes cuando se sostiene. El hecho de que no sea una cámara de plástico, (que da la sensación de que es frágil y de mala calidad) hace que se valore más el diseño minucioso de esta cámara.

Nikon D5500: características

Cambios a simple vista

La reducción de tamaño ha tenido consecuencias claras en algunas de las funcionalidades de esta cámara si se comienza a comparar con sus predecesoras de la misma gama. La eliminación del GPS que integraban modelos anteriores de esta cámara es, quizá, la primera consecuencia de este nuevo tamaño y a priori es más beneficioso que perjudicial ya que, para ser sinceros, muy pocas personas utilizaban esa funcionalidad y al quitársela no solo nos han regalado una cámara más cómoda de llevar entre las manos, sino que han eliminado un autentico vampiro de la autonomía, haciendo que esta cámara sea más duradera en lo que se refiere a batería.

Si nos fijamos en los controles y la distribución de los mismos en el cuerpo de la cámara, estos no han sufrido muchos cambios con respecto a las versiones anteriores. La Nikon D5500 es una evolución de la gama y no abandona la línea tradicional que se ha venido manteniendo a lo largo del tiempo. Pero si es verdad que hay ligeros cambios, como el de la ubicación del dial de control, que ahora se encuentra en una área más elevada pero sigue manteniéndose en la parte trasera de la misma. Lo mismo ha sucedido con algunos botones, que se han tenido que rediseñar para ajustarse a las nuevas especificaciones de tamaño de esta cámara.

Una pantalla que no se puede ignorar

Su monitor de 3,2 pulgadas no aparenta grandes cambios a primera vista, pero cuando notamos que su resolución, (dada por más de un millón de píxeles en un espacio tan reducido) hace que la calidad sea más que destacable y digna de ocupar titulares junto al nuevo diseño más pequeño y ergonómico de esta cámara. Esta característica nos sorprende, pues se pensaba que la reducción de tamaño tendría un efecto negativo en las prestaciones de la cámara, por lo menos en lo que tendría que ver con la resolución de su pantalla táctil, pero Nikon ha sabido salir del paso y sorprender.

Pero cuidado, algo si hay que criticarle al diseño exterior de su pantalla y es que es inevitable notar el gran marco negro que la rodea. Este detalle decepciona un poco ya que nos da la sensación de que es espacio útil que ha sido desaprovechado en gran medida, ya sea para una mejor ubicación de los mandos como en la incorporación de una pantalla más grande. Sea cual sea el caso, el marco es demasiado grande y da la sensación de que exageraron un poco.

Nikon D5500: características

La novedad en la Nikon D5500

Dejando atrás los detalles de su marco y resolución, la verdadera pega de esta cámara es su control táctil incorporado. Lo hemos mencionado anteriormente pero sin prestarle demasiada atención puesto que esta característica merecía estar reseñada aparte. Esta posibilidad de manejar los ajustes con una pantalla táctil hace la diferencia, se percibe sobre todo cuando se utiliza el modo de fotografía Live View y ayuda a conseguir puntos de enfoque de manera muy sencilla. La integración del táctil a esta cámara es todo un hito para esta gama media.

Es verdad que no es la única cámara que incorpora un monitor táctil, pero si tomamos en cuenta que la mayoría de los usuarios no le presta demasiada atención a esta funcionalidad ya que lejos de ser una característica útil, es una funcionalidad incluida para sustituir los botones convencionales, la Nikon D5500 destaca, ya que aporta funciones verdaderamente útiles para el usuario, y demuestra que las pantallas táctiles pueden ser bastante útiles, sobre todo para aquellos que aún dudan de esto.

Rendimiento esperado de la Nikon D5500

Es hora de pasar a los detalles técnicos de esta cámara, y es que más allá de las actualizaciones que se han mencionado, el núcleo que compone la D5500 es exactamente el mismo que de la anterior cámara de este mismo modelo, así que a nivel de prestaciones debería ser similar. El sensor APS-C capaz de brindarnos una resolución de hasta 24 megapixeles, sin la incorporación de filtro de paso bajo pero con la posibilidad de ajustar la sensibilidad hasta la aceptable suma de 25.600 ISO, la hacen una cámara aceptable.

La eliminación del filtro de paso bajo ha permitido que el nivel de detalle que se puede captar con esta cámara sea verdaderamente alto, a pesar de que el procesador de imagen tampoco presente cambios con el anterior modelo presentado por Nikon. Es decir, esta cámara funciona bajo unas prestaciones muy similares o prácticamente iguales a los que se evidencian en el D5300, cámara anterior a esta, pero con un precio que hace que su rendimiento sea verdaderamente valioso para el usuario. En conclusión, estamos ante una cámara sin desperdicio alguno.

Precio y disponibilidad

La nikon D5500 está disponible por unos $700 USD +/-, dependiendo del país y la época, puedes ver la información de ofertas de acuerdo a tu ubicación:

Estados Unidos  –  España  –  Reino Unido  –  México  –  Italia  –  Alemania  –  Francia

 

Seguir leyendo en 3lentes.com →

Licencia de imágenes de Flickr: CC by 2.0 Las imágenes de esta publicación se rigen bajo Creative Commons

Comentarios