Como fotógrafos, debemos tomar decisiones importantes respecto a las herramientas que necesitamos o nuestras preferencias a la hora de trabajar. Por supuesto, la experiencia es la que va a definir mejor qué nos hace falta y qué línea queremos seguir cuando estamos detrás de la cámara. No obstante, es normal pedir consejos y recomendaciones para aclarar nuestras dudas. Anteriormente, aquí en 3lentes hablamos de algunos accesorios indispensables para todo fotógrafo y del debate entre luz natural y luz artificial. Sin embargo, una pregunta común que surge a la hora de elegir nuestro equipo es ¿qué tipo de objetivo es mejor? Si alguna vez te has hecho esa pregunta, en este artículo hablaremos de la clásica lucha entre lentes fijos vs. lentes zoom para que saques tus propias conclusiones. 🙂

Lo primero: diferencia entre los lentes fijos y los lentes zoom

Antes de presentar los puntos fuertes y los puntos débiles de cada tipo de objetivo, recordemos la diferencia entre ambos:

Los lentes fijos son aquellos que tienen una única focal disponible, mientras que los lentes zoom nos ofrecen un rango determinado de distancias focales en un mismo cuerpo. Así, los fijos nos obligan a acercarnos o alejarnos del sujeto usando nuestros pies y los zoom nos permiten hacerlo desde un mismo lugar.

Algo que es importante resaltar sobre los objetivos zoom es que, en su mayoría, la apertura máxima no se mantiene constante en todas las focales. Por ejemplo, en el caso de un básico 18-55mm f/3.5-5.6, la apertura máxima en su focal más corta (18mm) será de f/3.5 y, en su focal más larga (55mm), será de f/5.6. No obstante, hay algunos que sí tienen una misma apertura máxima en todo el recorrido de sus focales.

Obviamente, los lentes zoom nacieron un tiempo después de los fijos y se han posicionado como una opción más cómoda y versátil para los fotógrafos. A pesar de esto, muchos aún apuestan por las bondades de una focal simple. ¿Por qué? Pues bien, ahí es donde inicia la batalla entre lentes fijos vs. lentes zoom.

Ventajas de los lentes fijos

Tamaño y peso

Evidentemente, lo primero que podemos decir sobre un objetivo fijo es que es mucho más pequeño y ligero que un zoom. Ya que, generalmente, su construcción es más sencilla, no incluyen tantos elementos como un lente de focal variable. Por esa razón son más livianos y más cómodos de llevar. Esta característica es importante, sobre todo, si vas a pasar mucho tiempo cargando tu cámara.

50mm

© Doo Ho Kim – Flickr

Apertura

Usualmente, los objetivos simples son más rápidos que los zoom. En caso de que te lo estés preguntando, un lente rápido es uno que admite una apertura máxima muy amplia. ¿Por qué? Porque al contar con un lente muy luminoso, podremos configurar velocidades de obturación muy rápidas. Esto es especialmente útil en espacios poco iluminados y en escenas nocturnas.

La mayoría de los lentes simples tienen una apertura máxima comprendida entre f/1.4 y f/2.8. Esto es un punto muy fuerte que debemos considerar cuando pensamos en este tipo de objetivos. De hecho, esta es, quizás, la cualidad más relevante sobre ellos.

Precio

Otra ventaja de los lentes fijos es que, habitualmente, son más económicos que los zoom. Sin embargo, esto depende de ciertos factores clave. Por ejemplo, una de las principales razones que inflan los precios de los objetivos es el diafragma: mientras más luz deje entrar, más costoso será el lente. Por lo tanto, una focal fija será más barata que una variable si ambas tienen una apertura máxima similar. Dicho de otra manera, no tiene mucho sentido comparar un lente fijo con un zoom cuando la apertura máxima del primero es mucho más amplia que la del segundo. En ese caso, es muy probable que el zoom sea más barato.

Una comparación más acertada podría ser la del Canon EF 24mm f/2.8 IS USM y el Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM. En este caso, ambos tienen la misma apertura máxima (nota, además, que el segundo mantiene el f/2.8 constante en todas sus focales). El 24mm se ubica cerca de los 550 dólares mientras que el 24-70mm está alrededor de los 1800. Claro, hay otras características que juegan un papel importante aquí, pero esto es solo un ejemplo de la diferencia entre lentes fijos y lentes zoom.

Calidad de imagen

Tradicionalmente, los lentes fijos ofrecen mayor calidad óptica. En teoría, la calidad de los zoom es inferior porque deben desempeñarse bien en todas las focales que cubren, así que se quedan en un nivel aceptable; es decir, no trabajan al 100%. Por el contrario, los objetivos simples están diseñados para explotar todo su potencial porque solo tienen una distancia focal.

lentes fijos vs. lentes zoom

© Takashi .M – Flickr

Aprendizaje

Muchos fotógrafos aseguran que trabajar con un lente fijo es más beneficioso porque aprendes más. Cuando solo tienes una focal disponible, estás obligado a moverte más para cerrar o abrir el cuadro como prefieras y encontrar el ángulo ideal para tus fotografías. De esta manera desarrollas un mejor ojo fotográfico.

Dentro del debate entre lentes fijos vs. lentes zoom, este argumento es muy discutible. Sí, es verdad que deberás trabajar más duro con un objetivo simple pero eso no significa que con un zoom aprendes menos. Todo depende de ti.

Desventajas de los lentes fijos

Límites

Habrá situaciones en las que no tendrás permitido acercarte para obtener la foto que deseas y aquí es cuando una focal fija te pasa factura. Para hacer el cuento largo más corto: un lente simple te limita muchísimo.

Necesidad de tener varios

Como una única focal te limita tanto, deberás invertir en más de un objetivo. A la larga, podrías terminar gastando más dinero en varios lentes fijos que en un zoom que cubra el rango de focales que necesitas.

Ventajas de los lentes zoom

Versatilidad

Como mencionamos unas cuantas líneas atrás, los objetivos zoom ofrecen mucha versatilidad al fotógrafo. Al tener la posibilidad de variar la distancia focal sin cambiar el lente, un zoom satisface muchas de tus necesidades sin ninguna complicación. Así, un mismo lente puede serte útil para paisajes, retratos, fotografía de calle, etc.

lentes fijos vs. lentes zoom

© José Moutinho – Flickr

Menos equipo en tu bolso

Debido a que un zoom cubre varias focales, puedes empacar un único lente en tu bolso para caminar cómodamente a donde sea que vayas. De esta manera, tienes menos preocupaciones y estás preparado para capturar cualquier escena desde donde prefieras.

También, como un solo lente puede reemplazar a dos simples (quizás más), podrías ahorrarte un poco de dinero. 😉

Menos probabilidades de dañar el sensor

Ya que un mismo lente te sirve para muchas cosas, no es necesario que estés cambiando de objetivo constantemente, a diferencia de los fijos que debes montar y desmontar según tus intenciones.

Al trabajar con un solo lente y no tener que dejar descubierto el interior de la cámara, reduces las posibilidades de ensuciar y/o dañar el sensor.

Desventajas de los lentes zoom

Más pesados

Sí, es verdad que tu bolso puede ir más ligero con un zoom que con varios lentes fijos. Sin embargo, al momento de fotografiar, llevar la cámara al cuello o en la mano, un objetivo de focal variable resultará más pesado y fastidioso de manejar. No olvides que su construcción es mucho más compleja.

lentes fijos vs. lentes zoom

© sagesolar – Flickr

Menos luminosos

Comúnmente, como dijimos más arriba, un zoom tiene una apertura máxima mucho menor que la de un fijo. Esto, además del peso extra, podría perjudicarte cuando estás trabajando con una iluminación muy pobre.

Menor calidad de imagen

Aunque los fabricantes se han esforzado muchísimo para incrementar considerablemente la calidad óptica de los zoom, mientras más amplio sea el rango de focales que abarquen, menor será la calidad de imagen y más probabilidad de distorsiones habrá.

Lentes fijos vs. lentes zoom: ¿qué tipo de objetivo es mejor?

No hay una verdadera razón que ponga un lente fijo por encima de un zoom, y viceversa. Para decidir si uno de los dos es mejor, hay que trabajar con ambos tipos de objetivo. Recuerda que, como siempre, debes entender cuáles son tus necesidades como fotógrafo para elegir el equipo más adecuado. Asimismo, solo tu experiencia definirá cuáles son tus preferencias (sí; al fin y al cabo, esto depende de tus gustos).

lentes fijos vs. lentes zoom

© Clive Richardson – Flickr

Entonces, no se trata de que un tipo de objetivo sea superior al otro sino de saber cuál se adapta mejor a ti y a la situación. Como habrás notado, la eterna lucha entre lentes fijos vs. lentes zoom no tiene un ganador absoluto. En algunas oportunidades será más útil una focal simple y en otras una variable; la cuestión está en decidir la herramienta más cómoda. 🙂

Y tú, ¿qué tipo de objetivo prefieres?

Seguir leyendo en 3lentes.com →

Licencia de imágenes de Flickr CC by 2.0

Las imágenes con licencia CC de esta publicación se rigen bajo Creative Commons

Comentarios