Izima Kaoru, sin lugar a dudas, ha logrado capturar la atención de miles con sus controversiales temas. Sus fotografías retratan con una belleza encantadora temas oscuros y específicos, además de contrastantes.

Kaoru no ha temido tratar la muerte como centro de sus fotografías más conocidas. El tabú de la muerte, el desconocimiento de lo que hay más allá, todo eso queda disipado. El rompe el molde y retrata los deseos más profundos de sus modelos. La muerta nunca se ha visto mejor.

El sol, el renacer, también ha sido uno de los temas de sus fotos. El proceso de nacimiento y ocultamiento del sol capturado con su única perspectiva.

Izima Kaoru

Izima Kaoru nació en Kyoto, Japón, en 1954. Ha hecho de Tokio su lugar de trabajo y de residencia. Es un fotógrafo contemporáneo conocido por sus series Landscape with a corpse -Paisajes con un cadáver- y One Sun -Un Sol-. Kaoru ha mostrado su trabajo desde finales de los años 70 en varias exhibiciones internacionales y museos. La ya mencionada serie de Landscape with a corpse lo trajo a la fama.

Este japonés se ha caracterizado por ser poético y perturbador. Desde 1993 este particular fotógrafo ha estado creando escenas de sofisticada violencia y un encantador horror. Sus imágenes siempre han tenido una estructura similar a la de una película. Tomas largas con cuerpos que parecen fundirse en la escenografía. Estas tomas son  alternadas con otras que muestran close ups de los ojos abiertos de las víctimas.

Sin embargo, nunca es una historia verdadera, solo pistas, sospechas, alusiones. La liberación de un cuento cuyo misterio nunca será revelado. Incluso los vidriosos ojos de las modelos no ven nada ni a nadie. Puede ser que vean simbólicamente a la muerte a los ojos y continúen viviendo con el momento explosivo. Con el riesgo absoluto que significa el contacto extremo con la diversidad.

En las fotografías de Izima Kaoru el juego de gamas de colores fuertes siempre está presente. Por ejemplo, el juego con el amarillo en Ai tominaga wears Prada, del 2003.

Su trabajo ha servido como inspiración para que otros artistas recreen sus escenarios, como el siguiente:

Izima Kaoru

Bine Rodenberger – Flickr.com

Exposiciones y carrera

Su primera exposición se tituló It´s a beautiful day (1977), en el Ginza Nikon Salon, Tokio. Luego en 1980 realizó Kouraku no Mori -Turistas Forestales-, en el Shinjuku Nikon Salon, también en Tokio. En 1983 pasa a formar parte de la revista Tra. A esto le siguen más exposiciones como las tres de Pigmo, en 1984. Éstas se realizaron en las salas de Tokyo Designer´s Space, Polaroid Gallery y Pithecanthropus Erectus, en Tokio.

En 1993 realizó otras dos exposiciones de su obra Tamao, en la Galley Verita, en Tokio y en Prinz, en su natal Kyoto. En 1994 funda la revista de moda Zyappude la cual también es editor jefe. Finalmente en 1995 se decide a dedicarse a la fotografía, producción audiovisual y al cine.

A estos pasos iniciales se le han sumado incontables exposiciones en las más prestigiosas galerías y salas alrededor del mundo. Entre las más destacadas se encuentran:

  • Belleza de color en el Zephyr Solaria Plaza, Fukuoka, Japón (1996).
  • Choque de Tokio. Colonia, Alemania (1999).
  • Paisajes con un cadáver. Galería Thomas von Dintel, Nueva York (2001).
  • Superficie, fotografía contemporánea y el video de Japón. Nederlands Institute (2001).
  • Rapto: seducción del arte de la moda. Barbica Center, Londres (2002).
  • Lun París. Galería 21, Tokio (2003).
  • Paisaje con un cadáver. Galería Andreas Binder, Mónaco (2008).
  • Ofelia: El deseo, la melancolía y el deseo de la muerte. Museo Voor Moderne Kunst, Países Bajos (2009).

Paisajes con un cadáver

Paisajes con un cadáver ha sido el trabajo de Izima Kaoru desde 1993 hasta 2008. En esta serie de fotografías el japonés logró combinar la muerte y la moda de una manera sublime. Para estas fotos Kaoru reunió fotos de divas de la moda y películas japonesas, como fotos de actrices europeas como Barbara Rudnik y Helena Noguerra. En estas fotos aparecían en eterna juventud usando batas de Prada, Dior o Gucci.

Por ello, las referencias visuales del artista derivan de la xilografía de color tradicional japonesa y del Pop Art. El resultado es siempre una belleza y tristeza melancólica. La idea básica de estas fotografías era mostrar a las modelos en su escenario ideal de muerte, mostrar como desearían morir.

Este proyecto intentó mostrar situaciones apartadas del dramatismo y fatalismo. Buscaba mostrar toda una ceremonia donde la escenografía, los colores, las poses de los cuerpos y el vestuario formaran parte de un ritual de muerte y moda.

En ninguna de las piezas de Kaoru están representadas la violencia explícita, crímenes o ataques directos. La elegancia de las fotos está organizada desde al estética de la esencia de la muerte, no en la causa. El espectador es invitado a contemplar la escena y a dejar volar su imaginación para descubrir cómo murió la mujer. Algunos cuerpos tienen heridas que facilitan conocer al causa de muerte. Otros dejan a la deriva dicha pregunta. Siempre habrá lugar para la propuesta de muerte de cada observador de este trabajo.

Aquó, otra recreación de su trabajo:

Izima Kaoru

Bine Rodenberger – Flickr.com

Esencia de la muerte

En este caso, el objetivo de estas fotografías encierra la interrogante de ¿con qué ropa de diseñador te gustaría estar vestida al morir? (Kaoru, 2000). Esta pregunta contiene la esencia de Paisajes con un cadáver. En ellas Izima Kaoru muestra series de 2 o 3 fotos desde diferentes ángulos. En el primer plano suele apenas mostrar el cadáver. El segundo es un plano cerrado donde se detalla lo ocurrido. Finalmente, el último plano deja apreciar la ropa de la protagonista.

Izima Kaoru busca darle un sentido estético a la muerte con ayuda de la ropa de diseñador. Uno de los mensajes, un tanto frívolo, de estas imágenes es el hecho de que ninguna mujer perdió el glamour, ni siquiera en su muerte.

Para realizar el proyecto, Kaoru se reunió con un grupo de modelos y les preguntó: ¿cuál sería la muerte perfecta para usted? ¿Cuál sería el vestido más elegante para morir? ¿Qué lugar adornaría su cuerpo sin vida? En los diferentes escenarios, los cuerpos son los que llevan el contraste principal de color. El japonés propone, con estas controversiales fotografías, otra manera de modelar el vestido. Se puede decir que es una manera de redefinir la elegancia.

 

Un Sol

En noviembre del 2009, Izima Kaoru presentó por primera vez, en Tokio, su serie One SunEn ella se dedicó a abordar una nueva perspectiva del pasado. “La idea de tomarle fotos al sol de esta manera y de documentar la forma del sol vino en un instante de revelación”, dice Kaoru. Con un lente de ojo de pez y un largo período de exposición el fotógrafo captura el sol en su órbita desde el amanecer hasta el anochecer. Muestra como su arco cambia dependiendo de la temporada y de la locación, desde donde se observa, etc., a pesar de que es el mismo sol.

El sol y la muerte, nacer y morir. Estos temas son los recurrente en la estética de Izima Kaoru. El celebra los procesos como eventos con clase desde diferentes perspectivas. “Ni el sol ni la muerte pueden ser vistos con el mismo ojo”, dice el fotógrafo.

Izima Kaoru en esencia

Este fotógrafo vanguardista ha logrado captar y mantener la atención del público con su único abordaje a temas tabú. Temas de los que la gente no suele hablar abiertamente o que siempre tienen un connotación oscura y negativa. Izima Kaoru ofrece no solo una nueva perspectiva, sino una bella y colorida que invita a abrazar dichos eventos como naturales, hermosos y propios.
En cada una de sus fotografías invita a la reflexión de la vida y de las diferentes perspectivas que quedan por explorar de cada tema. Es una mirada atrevida y novedosa de temas cotidianos, a los cuales no se suele prestar demasiada o especial atención. El japonés ofrece un nuevo ángulo al prisma de los misterios de la vida y permite abordarlos desde un lugar seguro y hermoso. Invita a explorarlos y sentir orgullo por ellos.
 Izima Kaoru
Mark Barry – Flickr.com

 

Seguir leyendo en 3lentes.com →

Licencia de imágenes de Flickr: CC by 2.0 Las imágenes de esta publicación se rigen bajo Creative Commons

Comentarios