En la primera parte sobre consejos para la fotografía con agua, nos enfocamos principalmente en retratos para realizar en exteriores cuyo co-protagonista es el agua. Sin embargo, en esta segunda parte, exploraremos el otro lado de la moneda: ¿cuáles son los pasos a tomar cuando se tiene la idea de hacer una sesión debajo de ella, sumergidos?

Una de las primeras cosas antes de preparar la sesión, es revisar y descubrir referencias sobre trabajos de otros fotógrafos de esta temática, ya sea en libros, Internet, Instagram, Tumblr, etc;  es un tema que se ha explorado por mucho tiempo y que depende de ti, en la autenticidad que le aportas.

Preparación para la fotografía con agua

Para sesiones fotográficas donde deberás sumergirte en el agua, necesitarás que tu equipo sea especial para estos casos o invertir en un protector si utilizas la cámara de tu dispositivo móvil. En el caso del modelo, deberás conseguir una persona o amigo que resista lo suficiente debajo del agua, y además, que lo disfrute y su cara sea de felicidad y no sufrimiento.

fotografía con agua

© Evan Mitchell – Flickr.com

La cámara para la fotografía con agua

Ante todo, tienes que proteger tu equipo. Existen en el mercado bolsas o forros especiales para aislar tu cámara compacta, las réflex y los móviles del agua, y que no son costosos –comparados con tu cámara o teléfono- y  son bastantes efectivos para estos casos. Es una inversión a futuro, estos protectores también son útiles para esos destinos vacacionales como parques o playas.

Un consejo antes de sumergir la cámara con su protector: pruébalo con otro objeto para ver si no hay fugas de líquido. Tampoco les confíes la vida de tu cámara a estas bolsas especiales. Consulta marcas y comentarios de consumidores.

Organiza todo desde el vestuario hasta el lugar

Este estilo de fotografías necesita tiempo de parte de todos los involucrados, así que asegura conseguir un sitio cómodo, desde la piscina, la persona que servirá de modelo, la ropa adecuada, los accesorios, el clima, los estados de ánimo. Todo afecta el resulta de tu sesión fotográfica. Incluso de tu vestuario como fotógrafo.

fotografía con agua

© Stròlic Furlàn – Davide Gabino – Flickr.com

Muy importante, la respiración…

Esta más decir que deberás pasar mucho tiempo sumergido en el agua y a su vez, necesitarás períodos para descansar, así que práctica con tu modelo antes, busquen la confianza y la química entre ambos, ejerciten la respiración para que la sesión resulte menos cansada.

¿Un truco cuando tu modelo no logre expresar lo que quieres o no se vea relajado bajo el agua? Tapa parte de su rostro con los brazos, una tela sedosa o con el cabello.

Otros consejos para tomar en cuenta

La iluminación es indispensable en estas sesiones, recuerda que mientras más te alejes de la superficie, menos luz consigues, un tip de valor al momento de ajustar valores en la cámara.

Los lentes o gafas para el agua son muy útiles al momento de fotografiar, si te cubren la nariz, es mejor para el aguante de la respiración.

Evita alejarte mucho del modelo, puede que pierdas enfoque por las partículas de agua. Experimenta con lo macro, las gesticulaciones de tu modelo, sus reacciones.

fotografía con agua

© Nisha Gautam – Flickr.com

Y… paciencia, mucha de esta. La fotografía con agua difícilmente se logran en media hora o un día si estás buscando resultados de editorial. Pero no te desanimes, es una exploración creativa y retadora para seguir evolucionando.

Seguir leyendo en 3lentes.com →

Licencia de imágenes de Flickr CC by 2.0

Las imágenes con licencia CC de esta publicación se rigen bajo Creative Commons

Comentarios