Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Cuando no tenemos ni la prisa, ni lugar para la espontaneidad, elegir el fondo de nuestras fotografías siempre resulta ser un dilema. Ya sea para retratos o para objetos inanimados, definitivamente es difícil conseguir el escenario perfecto para complementar a nuestro sujeto principal. Existen alternativas clásicas, que siempre vienen bien: como el negro, colores sólidos o el blanco. En esta ocasión, vamos a aprender a hacer fotografías con fondos blancos. Ya verás que fácil.

Entender la medición de la luz.

Para obtener fondos blancos en nuestras fotografías, es necesario que sepamos cómo funciona la medición de la luz en nuestra cámara. La exposición más correcta que podemos obtener de nuestra cámara o fotómetro es cuando hacemos la medición de la luz sobre un objeto con tonos grises o un objeto gris, en su defecto. ¿Qué hay si el objeto que voy a fotografiar no tiene gris? Pues existen unas cartas de gris neutro que puedes adquirir en cualquier tienda de accesorios fotográficos, y estas sirven específicamente para medir la luz adecuadamente.

medición-de-luz-fondos blancos

Respecto a la medición de luz como tal, podemos decir que nuestros equipos fotográficos hacen la medición de luz reflejada. La medición de la luz incidental es la que se realiza a través de fotómetros y es más significativa al momento de hablar de exposición. Dependiendo de la material de nuestro fondo, habrá más o menos luz reflejada.

La razón por la cual estamos ahondando en esto de la medición de la luz es porque será un factor importantísimo para nuestras fotografías.

¿Qué necesitamos para lograr los fondos blancos?

Para hacer fondos blancos, tenemos dos opciones que no necesariamente son excluyentes. Podemos recurrir a programas de editado como Lightroom y podemos fabricar el fondo en un estudio. ¿Cómo fabricar un fondo blanco completamente blanco?

Necesitaremos:

-Espacio. Una habitación, en la que tengamos una pared blanca o en la que podemos colgar papel, cortina, sábanas o lo que sea.

-Dos focos de luz continua.

-Dos cartulinas o tablas grandes. Suficientes para cubrir a los focos de luz continua y con suficiente solidez para sostenerse solas. Preferiblemente que sean negras por el lado que apunte a la cámara y blancas por el lado que apuntando hacia el fondo. Esto permitirá una repartición de la luz mucho mejor.

-Flash externo. O ventana octa, con lo que te puedas hacer.

fondos blancos

© Sander van der Wel – Flickr.com

¿Cómo lograr los fondos blancos?

El sujeto u objeto debe estar situado lejos de la pared o material blanco que nos servirá de fondo.

Situamos los focos de luz continua a  los dos bordes del fondo blanco. Es decir, un foco a la derecha del centro de la fotografía y otro foco a la izquierda.

Vamos a ubicar las tablas negras frente a los focos de luz continua. Con esto, vamos a lograr que la luz de los focos no rebote sobre el sujeto o elemento protagonista.

Respecto al flash externo, vamos a jugar con la posición del mismo de manera que veamos mejores resultados en el elemento principal. Si es un retrato, tenemos muchas posibilidades más de ubicar la luz donde queramos. Lo que sí, es que debe ubicarse lejos del escenario principal. Por cierto, recuerda lo que debemos hacer para evitar los ojos rojos.

fondos blancos

Medición de la luz. Ahora vamos con este paso muy importante. La medición de la luz la podemos hacer de varias maneras:

Podemos usar el modo de medición de luz puntual y medimos la luz sobre el sujeto o elemento protagonista. Esta opción la descartamos si el sujeto está muy oscuro o muy claro.

Utilizamos el modo matricial si nos acercamos al sujeto, de modo que el mismo cubra todo el encuadre. No te preocupes si no puedes enfocar bien, la medición de la luz es lo que necesitamos hacer.

Hacemos uso de la carta de gris neutro y medimos la luz allí. Debemos asegurarnos de que esta reciba la misma cantidad de luz que el sujeto o elemento a fotografiar.

Hacemos uso de un fotómetro de mano para medir la luz incidente.

Disparamos la cámara. Ajustemos los valores teniendo en cuenta la apertura, la velocidad de obturación y la sensibilidad ISO. Esta última debe estar en el mínimo nivel. Otra cosa es que se recomienda ampliamente disparar en formato RAW para poder arreglar cualquier detalle en post-procesado.

fondos blancos

© Beau Considine – Flickr.com

Consideraciones para los fondos blancos

Tener instalado un programa de post procesado como Lightroom nos puede ayudar considerablemente para lograr los mejores fondos blancos. Si no puedes lograrlo en el estudio fabricado, simplemente confía en tus habilidades de edición.

------------------

------------------

Seguir leyendo en 3lentes.com →

Licencia de imágenes de Flickr CC by 2.0

Las imágenes con licencia CC de esta publicación se rigen bajo Creative Commons

La información contenida en esta página no es oficial ni ha sido verificada. Para detalles técnicos, información oficial y datos actualizados, por favor visite la página web de la marca/fabricante correspondiente.

Comentarios