Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Muchas veces leemos o escuchamos conceptos o términos fotográficos que carecen de sentido, especialmente si estamos empezando… Sé que siempre lo digo pero es que no parecen acabarse las veces en las que uno dice “y… ¿qué demonios es esto?”. Pues bien, hoy vamos a hablar de un término muy conocido en la fotografía de paisajes, en la astrofotografía y en la fotografía de cielos en general: se trata de enfocar al infinito y resulta ser muchísimo más sencillo de lo que parece. Acompáñame en este artículo.

¿Qué significa enfocar al infinito?

Fuera de contexto se escucha complicadísimo enfocar al infinito, porque en términos reales es imposible de hacer algo al respecto de lo que no acaba. Pero ¡en fin!: Enfocar al infinito es un método de enfoque que se usa cuando hacemos fotografía de objetos o sujetos muy distantes. Se trata de exceder el rango focal de tu objetivo.

enfocar al infinito© Horia Varlan – Flickr.com

¿Cómo podemos enfocar al infinito?

En realidad, enfocar al infinito es mucho más simple de lo que parece. Se puede hacer en cámaras DSLR de la siguiente manera:

1) Configura la cámara a modo manual. ¿Recuerdas cómo hacerlo? Simplemente localiza el dial que contenga los modos de disparo. Encontrarás A (o Av), S (Tv), P, Auto y MF (Manual). Dependiendo del modelo de tu cámara, puede que estas letras cambien. Lo importante es que identifique el Modo Manual y lo configures allí.

(Por cierto, si quieres aprender a usar el modo manual, haz clic en este enlace)

2) Identifica el símbolo del infinito en la lente. Existen objetivos que tienen este símbolo marcado (∞), el cual se traduce a enfoque infinito. Gira el anillo del enfoque hacia ese lado. En caso de que tu objetivo no tenga ese signo, puedes perfectamente girar el anillo hasta la izquierda o hasta la derecha. Es importante aclarar que para enfocar al infinito, no tienes que mover el anillo por completo: de hecho, casi al final de su alcance, es que lo vas a encontrar.

3) Comprueba si estás enfocando al infinito. Si tu objetivo no indica el símbolo del infinito, puedes comprobarlo con tu visor o pantalla LCD: si la imagen se ve completamente clara, pues ahí lo has logrado. Pero, ¿en qué probar el enfoque? Las estrellas o una montaña lejana son buenos indicadores del enfoque al infinito.

enfocar al infinito© Kim MyoungSung – Flickr.com

¿Cuándo puedo enfocar al infinito?

Cuando quieras hacer fotografías de estrellas, de la luna, de eclipses, de paisajes, en fin… Toda fotografía que tenga algún elemento muy lejos de ti, puede que requiera enfocar al infinito.

¿Qué lente debo usar para astrofotografía?

Lo ideal para astrofografía es un lente gran angular, los más populares son 14mm y 24mm pero existen muchas opciones para cada marca y tipo de cámara:

Full Frame

Rokinon 14mm f/2.8: Foco manual. Uno de los lentes más económicos y confiables en su rango actualmente.

USA  –  México

Samyang  14mm f/2.8: Foco manual. Muy similar a su contraparte Rokinon (Ambas marcas son de la misma empresa).

España  –  UK  –  Francia  –  Italia  –  Alemania

Rokinon 24mm f/1.4: Foco manual, muy brillante, rápido. Nuestro favorito.

USA  –  México

Samyang 24mm f/1.4: Foco manual, muy brillante, rápido. Muy similar a su contraparte Rokinon (Ambas marcas son de la misma empresa).

España  –  UK  –  Francia  –  Italia  –  Alemania

Cropped Sensor

Tokina 11-16 f/2.8: Súper gran angular con autofoco.

USA  –  España  –  México  –  UK  –  Francia  –  Italia  –  Alemania

Rokinon 16mm f/2.0: Compacto, gran ángulo de visión, buena apertura, foco manual.

USA  –  México

Samyang 16mm f/2.0: Compacto, gran ángulo de visión, buena apertura, foco manual. Muy similar a su contraparte Rokinon (Ambas marcas son de la misma empresa).

España  –  México  –  UK  –  Francia  –  Italia  –  Alemania

Mirrorless

Rokinon 12mm f/2.0: Compacto, resistente, amplio ángulo de visión, buena apertura.

USA  –  México

Samyang 12mm f/2.0: Compacto, resistente, amplio ángulo de visión, buena apertura. Muy similar a su contraparte Rokinon (Ambas marcas son de la misma empresa).

España  –  UK  –  Francia  –  Italia  –  Alemania

¿Y cómo sé que el infinito está en foco?

Uno de los grandes secretos para enfocar es la búsqueda de brillos, es muy fácil decirlo pero si estás leyendo este artículo es porque en más de una ocasión te has encontrado con una foto que pensabas que estaba enfocada y resultó estar CASI enfocada, lo que se traduce en una gran perdida de tiempo, un archivo en la papelera de reciclaje y un rato de mal humor.

Ahora, hay 2 datos que he aprendido gracias a malos ratos y muchos archivos en la papelera de reciclaje de mi computador:

1- Si estás buscando foco en el infinito de noche, puedes apuntar a la luna para ajustar y luego hacer el encuadre que quieres. No es necesario que el objeto en el que haces foco esté en la foto, sólo necesitas algo brillante a gran distancia que te permita comprobar que efectivamente estás haciendo foco en infinito y dejar tu aro de enfoque sin tocar mientras encuadras la foto que realmente te interesa. Es válido utilizar luces o cualquier otro objeto bien definido a gran distancia.

2- Hacer trampa es válido. No siempre el visor o la pantalla de tu cámara son lo suficientemente nítidos o tu vista no está lo suficientemente preparada para verificar focos de este tipo, por lo que… yo hago trampa utilizando un visor externo para hacerme la vida un poco más fácil y cómoda, si quieres verlos, te dejo algunos enlaces a continuación:

USA  –  España  –  México  –  UK  –  Francia  –  Italia  –  Alemania

Situaciones difíciles

Hay momentos en los que se hace imposible conseguir un elemento con el cual hacer foco, bien sea porque te encuentras en un desierto para hacer astrofotografía y la luna está tapada o se te ocurrió montar el filtro ND de 10 stops para una larga exposición diurna… La ventaja de la era digital es que siempre puedes tomar una foto de prueba y hacerle zoom en la pantalla de tu cámara para confirmar que el foco está donde quieres que esté. Pocas veces uno consigue esa foto que está buscando al primer intento, sobre todo si son imágenes que requieren gran precisión técnica. No te sientas mal por recurrir al ensayo y error en más de una ocasión, a muchos nos pasa y es importante considerar que cada uno domina mejor un tipo de foto. No es lo mismo tomar una foto de un insecto que una botella de vidrio para un catálogo. Mi recomendación es que no conviertas el “ensayo y error” en parte de tu rutina porque el día que no tengas tiempo de aplicarlo, no podrás tomar la foto que buscas; muchas de las fotos que más me enorgullecen las he tomado en cuestión de segundos y no porque sea el mejor fotógrafo sino porque las fotos que más aprecio son capturas de momentos irrepetibles.

Añadí algunos enlaces a libros de astrofotografía, la más relacionada con este tema de foco en el infinito. Les recomiendo leer un poco acerca de la astrofotografía, no es obligatorio que sea un libro pero sí debo decirles que gran parte del camino para ser un buen fotógrafo está pavimentado con lectura. Aquí en el blog contamos con unos cuantos posts interesantes del tema, para los que gusten leer más, hagan clic aquí.

Todo es difícil hasta que te enteras de cómo se hace…

------------------

------------------

Seguir leyendo en 3lentes.com →

Licencia de imágenes de Flickr CC by 2.0

Las imágenes con licencia CC de esta publicación se rigen bajo Creative Commons

La información contenida en esta página no es oficial ni ha sido verificada. Para detalles técnicos, información oficial y datos actualizados, por favor visite la página web de la marca/fabricante correspondiente.

Comentarios