Desde que se hizo la primera fotografía hasta hoy, los avances en la tecnología han sido abismales, pero el poder de la luz se ha mantenido. A pesar de la diversidad de equipos disponibles, podríamos hacer una fotografía sin lentes, incluso sin objetivos. Sin embargo hay una cosa de la que no podemos prescindir en la fotografía: la luz. El poder de la luz es fundamental para tomar una buena fotografía y su manejo es esencial.

Hoy podrás conocer un poco más sobre este elemento crucial de la fotografía y que todo fotógrafo, amateur o profesional, debería dominar. Este será el primer paso para el inicio de una pasión gráfica sin límites.

el poder de la luz

Mamojo – Flickr.com

El poder de la luz: principios y propiedades

Antes de comenzar con el uso de la luz en la fotografía, veamos qué es la luz. La luz -del latín lux– es la porción del espectro electromagnético que puede ser percibida por el ojo humano. También es la radiación del espectro electromagnético.

Ya que sabemos lo que es, podemos conocer las propiedades de la luz. Conocer estas propiedades permite comprender el movimiento de la luz y así usarla de la mejor manera posible.

Para comenzar hay que conocer que la luz se propaga en línea recta. Esto queda demostrado en la aparición de las sombras. Cuando la luz incide sobre un cuerpo, su comportamiento variará según la superficie de dicho cuerpo y la inclinación de los rayos incidentes. Estos escenarios dan lugar a los fenómenos de reflexión y transmisión.

Reflexión de la luz

La reflexión no es más que un fenómeno óptico y existen diferentes tipos como la reflexión especular y la reflexión difusa.

Reflexión especular: cuando la luz incide en una superficie lisa y brillante se refleja en su totalidad en un ángulo igual al de si incidencia, como en el caso de un espejo.

Reflexión difusa: en este caso, la superficie donde se refleja la luz no es lisa ni brillante. Por ello, solo refleja parte de la luz y en direcciones diversas. Por ejemplo, el reflector de un flash.

el poder de la luz

Trang Nguyen – Flickr.com

Transmisión de la luz

Por otro lado está la transmisión. La transmisión no es más que el fenómeno en el cual la luz puede atravesar objetos no opacos. Dependiendo de la opacidad del objeto será un tipo de transmisión diferente:

Transmisión directa: cuando la luz atraviesa por completo y de forma lineal el objeto. Suelen ser objetos transparentes como cristales.

Transmisión difusa: en este caso el rayo se dispersa en varias direcciones en el interior del cuerpo. Esto suele ocurrir en el caso de vidrios opacos, ciertos plásticos, papel vegetal, etc. A estos materiales se le conoce como Traslucientes.

Transmisión selectiva: existen ciertos materiales que solo dejan pasar ciertas longitudes de onda mientras que absorben otras. Estos materiales suelen ser vidrios, plásticos o gelatinas coloreadas -como los geles fotográficos-.

El color en la fotografía

Para seguir conociendo aspectos importantes del poder de la luz, hay que avanzar hacia otro elemento fundamental: el color.

El color en la fotografía no es tan fácil de manejar. Solo por el hecho de que  una pelota sea roja no quiere decir que se verá roja en la foto. El color de los objetos en las fotos no solo depende del color del material, sino también de la luz que lo ilumine. Con esto, la luz blanca no es más que la unión de todos los colores. Los colores que apreciamos son los que reflejan los objetos o sujetos, los demás son absorbidos.

Siguiendo las mismas ideas, el negro no es más que la ausencia de luz reflejada, por lo tanto,  la absorción de todos los colores.

El color es una herramienta importantísima en la fotografía, ya que aporta sentimientos y funciona como un elemento de comunicación muy versátil.

Existe una diferencia entre los colores RGB y los pigmentos CMYK. Los colores aditivos o RGB son aquellos que provienen de una fuente de luz, como el sol, la televisión, monitores, etc. Estos colores están compuestos por los colores primarios: Rojo (R), Verde (G) y Azul (B), cuya suma resulta en blanco, mientras que la ausencia de todos es negro.

el poder d ela luz

x ME x. Flickr.com

Calidad de la luz

Existen varios tipos de luz de acuerdo a su calidad. Ellos son:

Luz dura: esta luz se caracteriza por generar una sombra con muy contrastada, negra.

Luz suave: por el contrario, esta luz genera una sombra muy poco contrastada, más bien grisácea.

Luz difusa: su origen no puede ser definido y no produce sombras.

Para modificar estos tipos de luz y manejar el verdadero poder de la luz de acuerdo a nuestras necesidades, hay que tomar en cuenta el tamaño aparente de nuestra fuente de luz y la distancia de la misma. Todo esto proviene de la ley del cuadrado inverso, que dice: “una superficie iluminada por una luz puntiforme, recibe una intensidad lumínica inversamente proporcional al cuadrado de la distancia”. En otras palabras, si el sujeto u objeto está al doble de la distancia del punto de luz recibirá cuatro veces menos luz y así sucesivamente.

Balance de blancos

Este tipo de ajuste se puede realizar en cámaras digitales. Su fin es eliminar los dominantes de color en una foto para mantener la fidelidad de los colores. Por ello, debemos configurar la temperatura del color según el tipo de iluminación en la escena.

Las cámaras digitales suelen tener ajustes definidos para cada situación: luz de día, auto, nublado, sombra, tungsteno, fluorescente, flash y personalizados, donde todos los ajustes son manuales para garantizar mayor precisión.

Fuentes de luz

Para seguir conociendo el poder de la luz, ahora se nombrarán la cantidad de fuentes de luz necesarias para fotografiar. Lo curioso es que para este fin, la frase “menos es más” encaja a la perfección. Muchos creen que mientras más fuentes de luz haya, mejor saldrá la foto. Lo importante es conocer el manejo correcto de la fuentes de luz más que la cantidad.

Flash vs luz continua: en la fotografía se puede elegir usar luz continua -tungsteno o fluorescente- o flash. Se puede usar cualquiera de las dos, pero hay que tomar en cuenta las ventajas y desventajas de cada una. La ventaja de usar luz continua es que se ve el resultado al instante -las sombras, la dureza, el ángulo-, y el equipo suele ser más económico, frente a sus desventajas como el consumo, calentamiento y tamaño de los equipos. Igual se debe corregir la dominante del color -anaranjada si es tungsteno y verde si es fluorescente-.

Medición de la luz

El poder de la luz también debe ser medido. En la iluminación de exteriores y de estudio existen dos tipos de medición:

Medición de la luz incidente: consiste en medir la luz que llega a la escena.

Medición de la luz reflejada: consiste en medir la luz que refleja la escena u objeto, el brillo de la misma.

Para realizar estas mediciones existe un aparato llamado fotómetro o exposímetro, el cual indica la cantidad de exposición a usar en cada fotografía, de acuerdo a la luz medida. Él mide tanto la luz reflejada como la incidente, pero su uso habitual es el de la luz incidente. Aunque su uso no es esencial, si se maneja de manera correcta será de una utilidad enorme.

Pon a prueba el poder de la luz

Luego de conocer todas estas herramientas, podrás manejar mejor el poder de la luz en todas tus fotografías. Esto demuestra que tomar fotos no es solo comprar una cámara y darle click al disparador. Existen un montón de elementos que hay que tener en cuenta para garantizar la calidad de la foto.

Esto también demuestra las similitudes de las artes gráficas y audiovisuales como el cine y la televisión, donde estos aspectos también son tomados en cuenta.

La relación entre la luz, temperatura y color es fundamental, se puede decir que es la trinidad para obtener la fotografía deseada, junto con las reglas de composición y los planos fotográficos.

Ahora solo es cuestión de animarte y poner a prueba todos estos nuevos conocimientos para seguir llenando tu portafolio de fotos maravillosas y profesionales, solo con estos sencillos datos.

el poder de la luz

Markus Grossalber – Flickr.com

 

 

 

 

 

Seguir leyendo en 3lentes.com →

Licencia de imágenes de Flickr CC by 2.0

Las imágenes con licencia CC de esta publicación se rigen bajo Creative Commons

Comentarios