Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Los perros son sujetos súper entretenidos de fotografiar, pero también muy difíciles. Si alguna vez lo has intentado, seguramente sabrás que se requiere muchísima paciencia y práctica para conseguir buenas fotos. Igualmente, ya sea para una sesión planificada o para un par de fotos espontáneas, es importante tener en cuenta algunos detalles antes de presionar el disparador. Por ello, en esta oportunidad vamos a darte algunos consejos muy útiles a la hora de fotografiar perros. Así, podrás presentar a tu mascota (o a la de tu vecino) ante el mundo como se lo merece. 😉

1. Conoce su personalidad

Los perros tienen comportamientos muy particulares. Algunos son más calmados que otros y todos tienen hábitos distintos. Para saber cuál es la mejor forma de aproximarte a tu sujeto, es fundamental entender cómo reacciona ante las personas (y qué tipo de personas; si son extraños o conocidos), cómo se comporta usualmente, etc. Además, mientras más sepas sobre él, tendrás una idea más clara de cómo y en dónde lo quieres retratar. Por ejemplo, si el perro que quieres fotografiar tiene un lugar y/o un juguete preferido, aprovecha ese detalle para hacer una fotografía que hable de eso.

Por supuesto que si vas a fotografiar a tu mascota, será más fácil para ti determinar qué cosas la hacen única y especial. Sin embargo, si vas a trabajar con el perro de otra persona, es vital que lo conozcas bien antes de acercarte a él con tu cámara. Recuerda que tratar con tu mascota no es igual que tratar con la de otros, así que preocúpate por hacer sentir cómodo a tu protagonista en cualquier escenario. De hecho, si vas a hacer una sesión, trata de pasar tiempo con él y su dueño desde mucho antes.

Richard Walker - Flickr

Richard Walker – Flickr

Conoce las costumbres de tu sujeto, qué le gusta hacer, cuál es el momento del día en que tiene más energía, qué relación tiene con todos los que conforman su entorno, entre otras cosas. Esto es especialmente útil si vas a hacer una sesión, pues te ayudará a lidiar mejor con él durante el proceso.

2. Evita el flash

Procura no utilizar flash porque eso podría asustar o incomodar de cualquier otra forma a tu sujeto principal. Aparte de esto, el flash podría ocasionar ojos rojos y/o generar una apariencia muy dura si no lo trabajas adecuadamente.

Si necesitas utilizar flash, lo mejor es que rebotes la luz. Puedes apuntar el flash hacia el techo o hacia una pared o lámina para crear una iluminación más suave que no moleste al sujeto. No obstante, en lo que respecta a fotografiar perros, la luz natural siempre será tu mejor aliada. ¡Aprovéchala!

3. Prepárate para cualquier movimiento

fotografiar perros

Jodel Cuasay – Flickr

Normalmente, los perros tienen mucha energía. Son súper curiosos y a veces son impredecibles. Por ello, debes estar preparado para capturar rápidamente cualquier gesto o conducta interesante. Habrá ocasiones en las que las mejores acciones o expresiones serán muy fugaces. Debido a esto, lo mejor es que trabajes con altas velocidades de obturación. Incluso si lo que quieres son poses e imágenes estáticas, es preferible que configures un tiempo de exposición que te permita congelar movimiento. De esta manera te asegurarás de captar cualquier instante único y divertido. Puedes iniciar con 1/250 como punto de partida, pero todo depende de lo que quieras mostrar en tus fotografías.

Si tu intención es perseguir al sujeto para hacer fotos de acción en las que congeles el movimiento, con más razón deberás utilizar una velocidad de obturación muy elevada. En este caso, estarías trabajando como si se tratara de fotografía deportiva. Para mayor comodidad, utiliza el modo de enfoque continuo. Con esto podrás seguir al perro con la cámara sin perderlo de foco y harás cada disparo mucho más rápido.

Tip: una manera de ser más veloz en estas situaciones es configurando el botón de enfoque trasero. Con este método, separarás el enfoque del disparador para obtener resultados más limpios. Eso sí: si nunca has utilizado esta técnica, necesitarás mucha práctica para dominarla y entender todos sus beneficios.

fotografiar perros

Sander van der Wel – Flickr

¡No olvides prestarle atención a la apertura! Para fotos estáticas tienes la libertad de abrir mucho el diafragma de tu lente para disminuir la profundidad de campo y resaltar al protagonista. Por el contrario, si te interesa fotografiar perros en movimiento, la opción más segura es fijar una apertura más pequeña (o sea, un número f mayor) para tener suficiente profundidad de campo en el cuadro y evitar posibles errores de enfoque siguiendo al sujeto.

4. Ponte a su nivel

fotografiar perros

Matt Cooper – Flickr

Al igual que cuando vamos a retratar niños, cuando queramos fotografiar perros lo ideal es ponernos a su nivel. Con solo agacharte para estar a la altura del ojo de tu mascota, las imágenes resultantes serán mucho más poderosas y atractivas. ¿Por qué? Porque, simplemente, nos muestran una perspectiva completamente separada de lo que estamos acostumbrados a ver. Para causar mayor impacto puedes agacharte todavía más y hacer un contra picado que exalte la figura del perro en tu fotografía. ¡Atrévete a experimentar! 🙂

Considera utilizar un lente zoom que te permita hacer encuadres abiertos y cerrados fácilmente. Así, cuando estés al nivel de tu sujeto de interés podrás llenar el cuadro con su rostro sin necesidad de acercarte demasiado a él (podrías llegar a incomodarlo si haces eso). Este es otro recurso muy efectivo para impresionar a la audiencia.

como fotografiar perros

Irita Kirsbluma – Flickr

5. La paciencia es la clave para fotografiar perros

Retratar a un perro (o a varios) no es tarea fácil, sobre todo si no se trata del tuyo. Entender a los animales toma tiempo y, por supuesto, no todos son iguales. Puede que en un primer acercamiento no hayas logrado conseguir ninguna foto que te convenza al 100%. No te frustres por eso; sigue practicando y poco a poco verás cómo la cosa irá mejorando.

Asimismo, debes entender que los perros, si bien tienen mucha energía, también se aburren y se distraen. Por eso, debes estar listo con juegos o recompensas que mantengan a tu sujeto pendiente de ti.

Por esto que hemos venido diciendo, independientemente de si lo que quieres es hacer una sesión fotográfica bien planificada o fotos espontáneas en casa, necesitarás armarte de paciencia para lidiar con cualquier situación (recuerda que los perros pueden ser impredecibles en muchas ocasiones). En esto se basa todo el proceso.

Para finalizar…

fotografiar perros

U.S. Army – Flickr

Los perros son animales maravillosos. Son compañeros ideales para cualquiera y son extremadamente divertidos e interesantes. Por eso y mucho más, es muy común tener ganas de fotografiarlos, aunque sea difícil al comienzo.

Toma en cuenta estos consejos básicos para que la próxima vez que intentes retratar a un perro, consigas muy buenos resultados. No te desesperes si no logras lo que quieres al primer disparo. Tal y como sucede con cualquier otra área de la fotografía (y con cualquier cosa en la vida), la práctica hace al maestro, así que ¡a trabajar!

Al final del día, todo se resume en conocer a tu sujeto, saber actuar rápido y tener mucha paciencia. Claro, la parte más importante de todo el proceso es divertirte. 😉 Sea por trabajo o porque te nació del alma, fotografiar perros es una experiencia que seguro vas a disfrutar muchísimo. Después de todo, son animales muy tiernos, fieles y juguetones.

Y tú, ¿qué otros consejos para fotografiar perros puedes aportar?

------------------

------------------

Seguir leyendo en 3lentes.com →

Licencia de imágenes de Flickr CC by 2.0

Las imágenes con licencia CC de esta publicación se rigen bajo Creative Commons

La información contenida en esta página no es oficial ni ha sido verificada. Para detalles técnicos, información oficial y datos actualizados, por favor visite la página web de la marca/fabricante correspondiente.

Comentarios