Rating
83%Nota Final
Características91%
Calidad90%
Precio68%

Canon es bien conocida por la calidad de sus productos y especial dedicación en los detalles innovadores que marcan la diferencia entre uno y otro. Es por ello que las cámaras fotográficas de Canon son, al día de hoy, las más buscadas por los profesionales y novatos de la fotografía, ya sea por trabajo o por hobbies. Una de las más buscadas es la Canon PowerShot G1 X, una reconocida cámara de fotografía y video, que se caracteriza por ser compacta y funcional, aunque su elevado costo nos deja un sabor de boca agridulce comparándola con otras cámaras similares.

Canon PowerShot G1 X

Transición de la marca

Si algo llamó la atención de los usuarios cuando fue anunciada la Canon PowerShot G1 X, es que la misma representaba la transición de la marca al sistema denominado “sin espejo”, lo que le valió ser la cámara más completa del mercado para su momento, al presentar una cantidad increíble de funcionalidades en un tamaño verdaderamente sorprendente. Es por ello que Canon no escatimó en calidad desde sus inicios, incorporando un lente que le otorgaba a la cámara unos 14 megapixeles de resolución, un tamaño mucho mayor que el que se acostumbra cuando se habla de cámaras pequeñas como esta.

La pregunta que todos se hacen hoy, luego de que muchos usuarios ya se han familiarizado con la Canon PowerShot G1X, y han podido explorar sus posibilidades, es si la misma sigue siendo la cámara más potente del mercado y que la diferencia de otras, resaltando características como su zoom, que no es el más potente que se ofrece en la marca, pero que cumple a cabalidad su función, combinada con una ergonomía que si se presta para destacar, aunque en la actualidad ya hay series como la PowerShotG que se asemejan en este ámbito y otras funcionalidades en las que Canon se ha centrado, dejando de un lado al video, su talón de Aquiles.

Costosa para su calidad de video

Ya se mencionó anteriormente que la cámara es considerada costosa, sobretodo cuando se compara su relación precio/valor con otras similares del mercado. El principal responsable de esto está en su baja calidad de video. Esto no significa que sea del todo mala para esta tarea, pero puede no brindar los resultados que se quieren si el video es parte fundamental de las funcionalidades que el usuario toma en cuenta para tomar la decisión. Ausencia de controles manuales y la inexistencia de entradas para usar micrófonos externos, lastran y limitan en parte la tarea de grabar con esta cámara.

Algo limitada en vídeo

Es cierto que Canon ha incorporado a la PowerShot G1 X un sensor más grande, que ayuda a gestionar mejor el ruido cuando es necesario grabar escenas en lugares donde la iluminación es muy pobre, esta característica tiene consigo más contras de los que se esperaban, tales como un flujo de fotogramas no mayor a 24/por segundo.

Lo positivo de la incorporación de dicho sensor, es la posibilidad de desenfocar el fondo más fácilmente, esto porque la profundidad de campo que permite el sensor es más limitado debido a su gran tamaño, característica que le aporta un toque más profesional a las imágenes y es un punto a favor para Canon en lo que se refiere a video, mezclando la excelente calidad que ofrece el Full HD.

Lo anteriormente mencionado se puede resumir en que la Canon PowerShot G1 X puede dar ciertos problemas si se intenta grabar escenas muy movidas, o con demasiada acción, sobre el escenario y, aunque no tiene nada que envidiarle a otros modelos similares, la autonomía de la misma es el punto de inflexión, que hace que no valga la pena del todo las prestaciones que ofrece. Se ha podido comprobar que el uso frecuente de la función de video afecta de forma negativa a una autonomía, que de por sí ya era limitada para las fotografías, no logrando superar más de 180 fotografías por jornada, y disminuyendo ese margen a poco más de 100 si se utiliza en conjunto para grabar videos.

Canon PowerShot G1X: compacta pero costosa

Diseño exitoso

Dejando atrás el video, la Canon PowerShot G1 X tiene muchos aspectos positivos a favor y el primero de ellos es que goza de ser la primera cámara que logró incorporar, de manera exitosa, un sensor tan grande con capacidad para hacer zoom. El sensor de la Canon PowerShot G1X no es el más grande del mercado, es verdad, pero es la única que permite hacer zoom manteniendo esa calidad, recordando que tampoco tiene el zoom más potente, pero en conjunto otorga un resultado maravilloso.

Vale destacar que, a primera vista, sorprende su tamaño y es que la ergonomía con la que fue construida y diseñada levanta al principio más interrogantes que esperanzas, pues es bien sabido que un diseño tan pequeño trae consigo limitantes obvias de rendimiento, sin embargo, en esta cámara no es así. La misma tiene un volumen superior al promedio debido al sensor más grande que se ha incorporado, pero al estar tan bien hecha, permite que la misma se mantenga segura cuando se sostiene y la distribución de los controles está hecho de tal medida que su manejo se facilita, es decir, es casi imposible que una cámara presente una mejor distribución que esta.

Detalles técnicos a tener en cuenta en la Canon PowerShot G1 X

Su combinación de tamaño compacto y calidad de imagen superior es siempre bien vista por los profesionales de la fotografía hoy en día, pero la Canon PowerShot G1X va mucho más allá en lo que se refiere a calidad y sobretodo prestaciones, muy fáciles de aprovechar gracias a la excelente disposición de sus accesos directos en el menú digital, mandos y ruedas que permiten la selección de compensación por la exposición a la luz y el modo de trabajo de la misma.

Pantalla movible

Si algo ha llamado la atención en esta cámara y vale reconocer aquí, es la presencia de su pantalla movible, un poco raro si nos damos cuenta de que el diseño de la cámara parece no ser el mejor para esta característica, que permite aprovechar su pantalla de poco más de tres pulgadas con una resolución superior a la convencional, superando con creces los 900 mil pixeles, muy útiles para algunas tomas, pero algo que no era del todo necesario de incorporar en esta cámara, aunque el detalle y esfuerzo de Canon por sorprender e innovar se agradece en este aspecto también.

La Canon PowerShot G1 X es la primera cámara que logra combinar un sensor de dimensiones extraordinarias con un zoom, esto lo hemos mencionado ya y quizá sea el responsable del precio que hay que pagar por esta herramienta, pero veamos con más detalle que nos permite hacer esta combinación. Con un máximo de 4 aumentos, un poco flojo cuando se compara con cámaras más potentes en este apartado, nos sacará de aprietos en la mayoría de las situaciones que requieran focalizar la imagen en un punto específico, y tomando en cuenta las características de su lente, hay que agradecer a Canon por esta iniciativa.

Canon PowerShot G1X: compacta pero costosa

Conclusiones generales

Compacta, eficiente pero no tan rápida y con un sabor de boca agridulce cuando hablamos de video, así se puede resumir las prestaciones de una de las cámaras más innovadoras que actualmente han llegado al mercado y que parecen quedarse por un tiempo más a la espera de que los profesionales de la fotografía aprovechen al máximo sus prestaciones. Un nivel d detalle grandioso, un manejo de los colores que destaca sobre el resto y maximiza la utilidad de su sensor superior, es decir, tiene muy poco que envidiarle a otras cámaras del mercado.

Dependencia del monitor

Sigue siendo una cámara en la cual prescindir del monitor es casi imposible, ya que muy pocos cambios se han visto en este apartado si se le compara con anteriores versiones del modelo, que a falta de un visor electrónico, crea dependencia excesiva del fotógrafo al monitor, detalle que esperamos sea corregido en nuevos modelos, sobretodo por el precio que se está pagando para comprar dicha cámara.

Para finalizar, recuerda que en condiciones normales la Canon PowerShot G1 X no te dará casi ningún problema en su utilización, pero si piensas utilizarla en escenas con poca luminosidad o tomas con foco muy cerrado deberás tener un poco de paciencia con su focalizador automático que es un poco lento para conseguir ajustar la imagen en un principio, buscando un punto de luz optimo o detectando un punto de referencia, lo mismo para los videos, donde deberás acostumbrarte a un funcionamiento limitado en escenas muy movidas.

Precio y Disponibilidad

La G1 X se encuentra disponible por unos $600 USD. Para ver las ofertas actuales, te recomendamos ingresar a:

Amazon USAAmazon EspañaAmazon UKAmazon MéxicoAmazon ItaliaAmazon AlemaniaAmazon Francia

 

Seguir leyendo en 3lentes.com →

Licencia de imágenes de Flickr CC by 2.0

Las imágenes con licencia CC de esta publicación se rigen bajo Creative Commons

Comentarios