Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

En el amplio mundo de la fotografía hay opciones para cada tipo de fotógrafo. Hay quienes son felices con una cámara compacta y hay quienes necesitan un equipo que les ofrezca más posibilidades. Igualmente, algunos prefieren atreverse a experimentar con una réflex desde el principio mientras que a otros les funciona mejor avanzar poco a poco hasta llegar a una cámara más compleja. Entre las muchas alternativas disponibles a la hora de pensar en la herramienta ideal están las cámaras bridge o “cámaras puente”. ¿Sabes cuáles son? Si no, aquí te contamos todo lo que debes saber sobre ellas.

Lo primero: ¿qué son las cámaras bridge?

Si eres muy curioso, es probable que ya hayas escuchado este término antes si has buscado información sobre cámaras fotográficas. Las bridge (también llamadas cámaras puente o compactas avanzadas) son equipos pequeños y sencillos que incluyen un lente zoom no intercambiable con un gran rango de focales, además de funciones que permiten al usuario tener mayor control sobre la imagen que con una clásica compacta. Así, estas cámaras son más completas que una compacta pero menos que una réflex. Son, entonces, una combinación de ambas y funcionan como un puente (de ahí su nombre) entre ellas.

cámaras bridge

© Mario Sánchez Bueno – Flickr

Asimismo, las cámaras bridge están orientadas hacia los aficionados avanzados porque son una opción muy versátil y fácil de manejar que cubre las necesidades básicas de los fotógrafos. También es perfecta para aquellos que quieran dar un primer paso en la fotografía, pues, a diferencia de las compactas, les da la oportunidad a los principiantes de disparar en RAW y controlar la exposición (entre otras cosas) desde un equipo más simple y económico que una DSLR. Claro, es importante destacar que aunque sí hay más libertad, no todos los modelos incluyen las mismas funciones; todo depende.

Características de las cámaras bridge

Una de las características principales sobre estas cámaras es que tienen sensores de menor tamaño que los que vemos en las DSLR. Gracias a esto, todo el cuerpo es más pequeño. Sin embargo, este detalle también viene dado por su estructura interna y funcionamiento. Las cámaras bridge funcionan como cualquier cámara digital compacta, pues no cuentan con espejos en su diseño y, por supuesto, esto tiene un efecto directo en sus dimensiones y su peso.

De la misma manera, al no existir espejos, no hay un visor óptico. No obstante, es común que ciertos modelos incluyan un visor electrónico además de la pantalla LCD para que el usuario pueda componer las fotografías cómodamente.

Además de todo esto, las cámaras bridge se ven y se sienten como una réflex pero más pequeña y ligera. Incluyen algunos controles de las DSLR, por lo que son geniales para que los principiantes se vayan acostumbrando a manejar una cámara más compleja. De esta forma, al momento de enfrentarse a un equipo de mayor nivel no habrá problemas.

cámaras bridge

© The Stig – Flickr

Como mencionamos anteriormente, este tipo de cámaras viene con un lente zoom no intercambiable. Lo bueno de esta cualidad es que los objetivos abarcan un amplio rango de focales. Uno de estos lentes puede ir desde un gran angular hasta un teleobjetivo sin el enorme peso que eso implica. Entonces, tienes la posibilidad de fotografiar paisajes, retratar personas, hacer fotografía deportiva o cualquier cosa que se te ocurra. ¡Todo sin necesidad de cambiar de lente! Así también te ahorras un poco de dinero porque no tendrás que invertir en objetivos específicos. 😉

Ventajas de las bridge

Luego de haber hablado de las características principales de las compactas avanzadas, quizás te estés preguntando qué beneficios obtendrías con ellas. Bien, antes que nada, recordemos que estas cámaras están pensadas para fotógrafos aficionados o principiantes. Por lo tanto, si estás en un nivel más avanzado, es probable que no les veas mucha utilidad. Sin embargo, aunque tengan opciones limitadas para los más experimentados, no dejan de ser herramientas con muchas ventajas. Vamos a ver algunas de ellas:

Fáciles de llevar a todas partes

Debido a su reducido tamaño y poco peso, las bridge son ideales para llevar a cualquier lugar y en cualquier momento. Ocupan poco espacio y son cómodas de cargar y manipular. Además, al contar con una de estas, no tienes que preocuparte por empacar varios objetivos en tu bolso porque ya tienes todo lo que necesitas (y a veces más) en un solo equipo. Considera que una cámara puente, que ya tiene el lente incorporado, pesa menos que el cuerpo de una réflex.

Por estas razones, son una opción perfecta para hacer fotografía de viaje, pues podrás caminar todo lo que quieras sin cansarte por llevar un peso extra al cuello.

Versátiles

Las cámaras bridge son muy versátiles; prácticamente se ajustan a cualquier situación. El objetivo zoom en ellas puede funcionar como un gran angular, como lente para retratos y como teleobjetivo. Así, tienes un montón de puertas abiertas con una sola herramienta.

En síntesis, estas cámaras sirven para hacer casi todo tipo de fotografía. Son excelentes para explorar distintas áreas dentro de este arte, ¿no lo crees?

cámara bridge

© lisaclarke – Flickr

Económicas

Las compactas avanzadas son, en su mayoría, bastante asequibles. Por tratarse de un punto intermedio, cuestan un poco más que las compactas pero, usualmente, menos que las DSLR. Son equipos capaces de hacer muchísimas cosas (de nuevo, recordemos que estamos pensando en las necesidades de principiantes y aficionados) y que ofrecen una buena calidad de imagen pero sin llegar a precios que muy pocos podrán pagar.

En adición a esto, al no tener la necesidad de comprar objetivos, una cámara puente termina saliendo mucho más barata que una réflex sencilla.

Diseño similar a las réflex

Tal y como dijimos más arriba, las compactas avanzadas se ven y se sienten como una réflex. Esta es una de las razones por las que estas cámaras llaman la atención. Son simples y fáciles de manipular pero su construcción se asemeja a la de un equipo en una categoría más alta. ¿Qué cosas tienen en común? Pues, en las cámaras bridge se incorporan algunos botones y diales típicos de las DSLR. Igualmente, el agarre es similar. De esta manera, aquellos que estén iniciándose en la fotografía podrán experimentar con herramientas que las clásicas compactas no ofrecen y, al mismo tiempo, se acostumbrarán a lidiar con un cuerpo más robusto y “complicado”.

Gracias al diseño exterior de estas cámaras, si el fotógrafo decide optar luego por una réflex, el cambio no será tan brusco.

Modelos populares de cámaras bridge

Casi todas las marcas tienen modelos de cámaras bridge. Por supuesto, algunos son más completos (y costosos) que otros. También, están los que vienen con visor electrónico y los que no, cosa que, obviamente, tiene repercusiones directas en el precio. Asimismo, el tamaño del sensor, la pantalla LCD, la calidad del objetivo, y muchas otras funciones juegan un papel fundamental.

Estos son algunos de los modelos más populares en el mercado actual de compactas avanzadas:

  • Canon Powershot SX60

cámaras bridge

Pros: potente objetivo 21-1365mm, controles manuales, posibilidad de disparar en RAW, pantalla abatible, visor electrónico, Wi-Fi y NFC integrados.

Contras: tan robusta como una réflex sencilla, pantalla no táctil.

Disponibilidad: Amazon USAAmazon EspañaAmazon UKAmazon ItaliaAmazon AlemaniaAmazon Francia

  • Nikon Coolpix P610

cámara bridge

Pros: objetivo 24-1440mm, Wi-Fi, pantalla abatible, visor electrónico.

Contras: no dispara en formato RAW, pantalla no táctil.

Disponibilidad: Amazon USAAmazon EspañaAmazon UKAmazon ItaliaAmazon AlemaniaAmazon Francia

  • Fujifilm FinePix HS50 EXR

cámara bridge

Pros: objetivo 24-1000mm con buen estabilizador de imagen, pantalla abatible, formato RAW.

Contras: pantalla no táctil, no tiene Wi-Fi.

Disponibilidad: Amazon USAAmazon EspañaAmazon UKAmazon ItaliaAmazon AlemaniaAmazon Francia

  • Sony Cyber-shot HX400V

cámara bridge

Pros: objetivo 24-1200mm, construcción sólida, pantalla abatible hacia arriba, visor electrónico, Wi-Fi.

Contras: no tiene formato RAW, pantalla no táctil.

Disponibilidad: Amazon USAAmazon EspañaAmazon UKAmazon ItaliaAmazon AlemaniaAmazon Francia

Para finalizar…

Las bridge son una opción pensada para satisfacer las necesidades de fotógrafos principiantes e intermedios. Si estás empezando en la fotografía o si solo quieres una herramienta básica y sencilla para fotografiar tus viajes o tu día a día, seguramente una bridge es lo que se ajusta mejor a ti. Con una de ellas, obtendrás resultados de mayor calidad que con una cámara compacta, además de que podrás divertirte un poquito más. 😉 Claro, no olvidemos que aunque se parezcan un poco a las DSLR, no ofrecen la misma calidad ni el mismo desempeño, por lo que, si planeas avanzar en esta área, deberás estar listo para gastar algo extra en un equipo que te permita hacer mucho más.

En resumen, estas cámaras son una muy buena opción para aprender lo básico en fotografía. Igualmente, incluso si eres un fotógrafo más experimentado puedes sacarles mucho provecho. ¿Cómo? Puedes llevarlas en tus viajes, excursiones o en cualquier otra situación en la que prefieras dejar tu réflex en casa para transportarte más cómodamente. Sea cual sea tu intención, las compactas avanzadas se adaptan perfectamente a casi cualquier contexto.

Y tú, ¿qué opinas de las cámaras bridge?

------------------

------------------

Seguir leyendo en 3lentes.com →

Licencia de imágenes de Flickr CC by 2.0

Las imágenes con licencia CC de esta publicación se rigen bajo Creative Commons

La información contenida en esta página no es oficial ni ha sido verificada. Para detalles técnicos, información oficial y datos actualizados, por favor visite la página web de la marca/fabricante correspondiente.

Comentarios