Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Annie Leibovitz es la fotógrafa mejor pagada del mundo, y no por nada. Su talento y ojo para conocer y retratar el verdadero yo de cada persona es indiscutible. Por ello es reconocida como una de las mejores retratistas del mundo.

Gracias a su talento, el mundo de la moda no ha obviado su lente. Ha sido responsable de las más polémicas y artísticas portadas de publicaciones como Vanity Fair, Vogue y otras revistas de moda.

Leibovitz ha logrado añadir un toque de irreverencia y de estética más allá de lo conocido hasta ahora. El colorido de sus fotos y lo elaborado de sus sets no opacan la intimidad que logra con cada uno de sus modelos.

Ella forma parte de la trilogía de fotógrafos de moda más renombrados en la industria. Junto con Mario Testino y Patrick Demarchelier han logrado imprimirle al mundo del high fashion un estilo sofisticado y de alta calidad.

Annie Leibovitz: sus inicios

Anne Lou Leibovitz nació el 2 de octubre de 1949 en Connecticut, Waterbury, Estados Unidos. Leibovitz es la tercera hija -de seis- de un matrimonio judío conformado por Samuel Leibovitz y Marylin Heit, un teniente coronel de las Fuerzas Armadas y una instructora de danza contemporánea. Debido al trabajo de su padre, Annie y sus cinco hermanos debían mudarse frecuentemente.

Desde pequeña, Annie se interesó en el mundo de las artes. Comenzó por la escritura y la música mientras estaba en la escuela secundaria. Estos prematuros inicios en las artes la motivaron a ingresar al Instituto de Arte de San Francisco, a sus 18 años (1967). Estos estudios fueron impulsados por el pasado deseo de ser profesora de arte y dedicar su vida a ello.

Sin embargo, su interés por la fotografía no nació allí, sino que tuvo un particular origen. Su interés por la fotografía nació en un cuarto oscuro de la base aérea Clark, en Filipinas, donde su padre fue asignado durante la guerra de Vietnam.

Luego de ese primer acercamiento, pasaría mucho tiempo antes de que Annie participara en el mundo de la moda. Desarrolló sus habilidades fotográficas trabajando en diversos lugares. Estuvo una temporada en un kibutz israelí en 1969, donde participó en una excavación arqueológica en el templo del rey Salomón.

Después de esas aventuras que la llevaron a afianzar sus habilidades, regresó a Estados Unidos en 1971. Annie Leibovitz obtuvo una licenciatura en Bellas Artes en el Instituto de Arte de San Francisco.

Annie Leibovitz

Annie Leibovitz

Robert Scoble – Flickr.com

Rolling Stone y Lennon

Annie Leibovitz no comenzó su carrera en el lujoso mundo de la moda y las celebridades. Recién graduada del Instituto, Leibovitz decidió ser independiente y le presentó su portafolio al editor de entonces Jann Wenner, quien quedó impresionado con su trabajo. Luego de dos años, la publicación se mudó a Nueva York, ciudad testigo de los vicios que la atormentaron entonces, como las drogas.

Fue en 1975, cuando era fotógrafa jefe de la revista, que salió de gira con los Rolling Stones para fotografiarlos. A pesar de los excesos de ese tour, esas fotografías siguen siendo las más icónicas de la banda, ya que lograron capturar la intimidad de una de las mejores bandas de rock de la historia.

Fue en 1980 cuando Annie Leibovitz realizó la fotografía más célebre de su carrera. Leibovitz fotografió a John Lennon abrazando a Yoko Ono en su apartamento de Nueva York. Lo curioso es que esta fotografía fue tomada horas antes de que Lennon fuese asesinado.

La fotografía fue portada de la revista en enero de 1981.

Fotógrafa de moda y de celebridades

Annie Leibovitz es conocida por ser una excelente retratista. En 1983 comenzó a trabajar con la revista Vanity Fair. Para la revista, Leibovitz a realizado geniales portadas, también controversiales. Una de ellas fue la protagonizada por una muy embarazada Demi Moore, la actriz estadounidense. En ella la actriz sale posando de perfil, luciendo su desnudo cuerpo y sosteniendo su barriga de embarazada.

Otras fotografías controversiales durante sus inicios en Vanity Fair fueron las fotos de Whoopi Goldberg en una bañera de leche, las fotos de la reina de Inglaterra y las de la actriz Angelina Jolie desnuda, en una bañera, lo que permitía apreciar algunos de sus tatuajes.

Otro proyecto emblemático con la revista es el ser la encargada de fotografiar, desde 1995, la Hollywood Issue. Estos retratos son publicados cada marzo y los protagonistas son los actores más destacados de la meca del cine.

La gran actriz Meryl Streep fue fotografiada por Leibovitz en 1981, luego de recibir su primera nominación a los premios Oscar. Como Meryl se sentía incomoda posando como ella misma, sin tener un personaje al cual interpretar, decidió maquillarse como un mimo. ¿El resultado? Unas fotografías memorables con una de las mejores actrices de nuestra época.

Leibovitz también fue la responsable de la campaña de Louis Vuitton del 2007. En ella los protagonistas fueron los tenistas André Agassi y Steffi Graf, la actriz Catherine Deveuve y el político Mijaíl Gorbachov. Meses después otras celebridades posaron para ella como el guitarrista de los Rolling Stones, Keith Richards, el actor Sean Connery, el cineasta Francis Ford Coppola y su hija, Sofía, entre otros.

El 14 de febrero de 2008 Vanity Fair recopiló sus más destacados retratos de celebridades para la exhibición Vanity Fair: portraits-photographs 1913-2008. Las fotografías de Annie Leibovitz fueron parte de la muestra.

Annie Leibovitz

Uno de los libros sobre el trabajo de Annie Leibovitz

 rufai ajala – Flcikr.com

Otros proyectos

Annie Leibovitz es conocida por ser controversial, exigente y costosa, aspecto evidente en sus super producciones fotográficas.

En julio de 2007 fotografió a 21 celebridades entre actores, cantantes, empresarios, deportistas, etc., para adornar las 20 cubiertas que Vanity Fair dedicó en su especial The Africa Issue. La edición estuvo a cargo del vocalista de la banda U2, Bono.

En septiembre del mismo año, Leibovitz fotografió a la hija de los actores Katie Homes y Tom Cruise, disipando los rumores de que la niña no existía. La foto fue portada de Vanity Fair y las demás aparecieron en un reportaje de 22 páginas dedicado a la familia Cruise-Holmes.

Otro de sus más conocidos proyectos es la edición dedicada al mundo de Walt Disney. La campaña se llamó Walt Disney world´s year of a million dreams -El año del millón de sueños del mundo de Walt Disney-. En ella varios actores de Hollywood posaron como personajes de Disney.

La reina de Inglaterra también posó para su lente. La reina le pidió a Leibovitz que documentara su visita al estado de Virginia. La sesión fue grabada por la BBC para el documental A year with the Queen -Un año con la reina-. Uno de los momentos memorables del trailer muestra el enojo de la reina cuando Leibovitz le pide que se quite la corona un momento para lucir algo más informal.

Annie Leibovitz

Annie Leibovitz en su exhibición de A Photographer´s Life

Robert Scoble – Flickr.com

Annie Leibovitz

Annie Leibovitz ha sido responsable de las fotografías más emblemáticas de la historia. Esta prolífica carrera la ha hecho merecedora de diversos premios, entre los cuales se encuentran:

  • Medalla Centenario de la Royal Photographic Society (2009)
  • Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades (2013)

 

De los muchos retratos históricos que ha fotografiado Leibovitz, los siguiente se destacan:

  • Yoko Ono abrazada por un desnudo John Lennon (1980).
  • Bruce Sprinsteen y su trasero infundado en unos jeans. Fue una fotografía tomada al azar en la sesión del disco Born in the U.S.A. Luego se convirtió en la portada del álbum.
  • Demi Moore desnuda y embarazada para la revista Vanity Fair.
  • Whoopi Goldberg en una bañera de leche.
  • George W. Bush y su gabinete posando en la Oficina Oval de la Casa Blanca, después de los atentados del 2001.
  • El artista búlgaro Christo envuelto en tela. Una analogía a como él empaqueta sus edificios.
  • El cantante Sting cubierto de barro, mimetizándose con el paisaje.
  • Miley Cyrus, la cantante y actriz, de 15 años de edad cubriendo su torso solo con una sábana.
  • El ex atleta y medallista olímpico, Bruce Jenner, posando por primera vez como mujer luego de su cambio de sexo.

Annie Leibovitz posee un legado histórico de fotografías que le ha permitido al mundo conocer otra cara de las celebridades y famosos. Ha introducido su irreverencia en el elitesco mundo de la moda con éxito, aportándole frescura. Su trabajo es reconocido mundialmente. Su aporte al mundo de la fotografía no tiene igual. Por muchos años, Annie Leibovitz será reconocida por su trabajo único. Además, por ser la primera mujer con una exposición en la Galería Nacional de Retratos de Washington D.C.

 

 

 

------------------

------------------

Seguir leyendo en 3lentes.com →

Licencia de imágenes de Flickr CC by 2.0

Las imágenes con licencia CC de esta publicación se rigen bajo Creative Commons

La información contenida en esta página no es oficial ni ha sido verificada. Para detalles técnicos, información oficial y datos actualizados, por favor visite la página web de la marca/fabricante correspondiente.

Comentarios