Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La fotografía es un proceso de constante aprendizaje. Dedicarse a este arte no es fácil y si ya llevas un buen tiempo en este mundo, seguramente te habrás dado cuenta de eso. Si estás dando tus primeros pasos debes estar muy emocionado y, al mismo tiempo, terriblemente asustado. Quizás estás pensando en el próximo paso pero no estás seguro de qué podrías hacer para alcanzar resultados más atractivos. ¡No te preocupes! Es normal estar un poco perdidos al inicio; hay demasiada información y demasiadas técnicas esperando por ti para ser descubiertas. ¿Por dónde empezar? Bien, para ayudarte a conseguir mejores fotos, en este artículo te traemos cinco consejos para llevar tus trabajos a un nuevo nivel. 🙂

1. Menos es más

Una forma de aprender más y más rápido es obligarte a practicar con un equipo reducido. Así deberás resolver con lo que tienes y eventualmente conseguirás mejores fotos porque sabrás aprovechar al máximo tus herramientas. ¡Ojo! Claro que los accesorios son necesarios (de hecho, aquí en 3lentes hicimos una lista de los más importantes), pero antes que nada es vital que conozcas tu cámara y utilices solo lo que haga falta para una situación específica.

básico fotografo

© Benjamin Lawless – Flickr

Cuando quieras salir a fotografiar, define qué quieres hacer tomando en cuenta el lugar a donde vas (y con quiénes). Al fijar una meta clara, sabrás qué empacar para conseguirla. Si te vuelves loco y llevas todo tu equipo a todas partes, lo único que harás será entorpecer tu camino.

La clave es estudiar lo básico y partir desde ahí para explotar tus recursos. Tómate un tiempo para conocer tu equipo a fondo, practica y usa solo lo que sabes que vas a necesitar. Con este ejercicio también entenderás qué otros accesorios necesitas comprar para hacer realidad tus ideas.

2. Estudia la luz con detalle

La fotografía se trata de saber trabajar la luz. Esto implica escoger la mejor hora para usar la luz natural, entender el papel de la temperatura del color en la fotografía, configurar la exposición adecuadamente, saber cuándo es mejor una luz dura o una suave, etc. La iluminación puede determinar si una imagen es interesante o si es más de lo mismo.

Seguramente habrás escuchado sobre la hora dorada y sus maravillas. Pues sí, los momentos más importantes del día para la mayoría de los fotógrafos son la salida y la puesta de sol. ¿Por qué? Porque la luz es más suave y ofrece tonalidades muy llamativas. Justo después de la salida del sol, la luz es perfecta para paisajes, retratos o escenas urbanas. A medida que se acerca el mediodía, la iluminación se hace más dura y menos interesante. Luego, hacia la puesta de sol y durante todo ese proceso, el entorno se hace mágico y se convierte en el escenario ideal para fotografiar.

mejores fotos

© Hefin Owen – Flickr

Por supuesto que, dependiendo del lugar y la época del año, la luz solar se comporta de manera distinta. Ante esta realidad, lo mejor es que te tomes un tiempo para estudiar cuáles son las mejores horas para tus trabajos.

Igualmente, también hay que saber cómo manipular la luz disponible según el efecto que queremos crear. Para esto hay que tener claro qué es la temperatura del color y cómo jugar con el balance de blancos. Si nada de esto te suena familiar, te recomendamos que leas este artículo. La idea es que manejes la iluminación para conseguir tonos equilibrados y/o crear una atmósfera muy clara.

Unido a todo esto, es fundamental vigilar el fotómetro de tu cámara y hacer unas cuantas pruebas para configurar una buena exposición. Lo ideal es que tú mismo controles cada aspecto porque si dejas que tu cámara haga todo el trabajo, es posible que tus fotografías no resulten como esperas. Por lo tanto, al igual que en el punto anterior, esto se trata de práctica y más práctica.

3. Entiende la profundidad de campo

Un factor clave que te ayudará a conseguir mejores fotos es, sin duda, una profundidad de campo adecuada. Recuerda que este concepto se refiere a la parte enfocada de la fotografía.

mejores fotos

© Renatvs88 – Flickr

La zona nítida de la imagen es la que atrapará la atención de la audiencia, así que el más mínimo error en este aspecto generaría un ruido visual imposible de callar.

Para entender y dominar la profundidad de campo hay que considerar primero dos elementos importantes: la apertura del diafragma y la distancia focal. Para explicar esto de la manera más breve y simple, mientras más pequeña sea la apertura (o, en otras palabras, mientras más alto sea el número f), mayor profundidad de campo. Al mismo tiempo, mientras más corta sea la distancia focal, mayor profundidad de campo.

En teoría es bastante simple. No obstante, el tema se hace más complejo cuando agregamos otros factores a la ecuación. Por ejemplo, los fotógrafos de paisajes deben prestarle muchísima atención a la distancia hiperfocal. Este concepto hace referencia a la distancia a la que se obtiene mayor profundidad de campo en una imagen cuando se enfoca hacia el infinito. Puedes leer más al respecto aquí.

mejores fotos

© ™ Pacheco – Flickr

Sin embargo, por ahora vamos a quedarnos con la apertura y la distancia focal para jugar con la profundidad de campo. Este recurso lo puedes utilizar para crear composiciones más interesantes y presentar un trabajo más llamativo. Si te interesa saber de qué formas creativas puedes usar la profundidad de campo, echa un vistazo a este artículo.

4. Crea composiciones más inteligentes

La manera en que organices los elementos dentro del cuadro y/o la cantidad de información que decidas incluir (y cómo lo hagas) tiene un peso enorme en el resultado final. La composición determinará qué tan atractiva o armónica será una imagen. Por eso, para conseguir mejores fotos, deberás poner mucho esfuerzo en este aspecto.

La idea es que aproveches todo lo que el entorno te ofrece. Las líneas, por ejemplo, son poderosos elementos compositivos que dotarán de gran fuerza tus fotografías, al igual que los patrones. Asimismo, usa la regla de los tercios para saber dónde ubicar al sujeto/motivo principal sin tantas complicaciones.

Piensa de qué maneras puedes crear un cuadro equilibrado y con profundidad que envuelva a tu audiencia en la escena. Para lograrlo solo debes atreverte a fotografiar desde nuevas perspectivas y adaptar las clásicas normas de composición para tus propósitos. Esto también implica decidir la orientación de la cámara más adecuada para cada situación.

mejores fotos

© ™ Pacheco – Flickr

Siempre que vayas por ahí, observa qué elementos son interesantes y cómo los puedes capturar en una foto para llamar la atención; desarrolla tu ojo fotográfico. Cualquier escena “aburrida” puede verse muy atractiva si la presentas de la manera más inteligente. No obstante, para lograr esto no hay una fórmula infalible, solo tienes que practicar constantemente. 😉

5. Aprende de los demás

Así como la práctica es importante para hacer mejores fotos, también es necesario ver el trabajo de los demás. Esta es otra forma de desarrollar tu ojo fotográfico.

Cada vez que veas una imagen que te agrade, pregúntate qué hizo el fotógrafo; es decir, qué equipo utilizó, cómo configuró la exposición, desde dónde capturó la foto, entre otros aspectos. Mientras más analices la fotografía, más beneficios puedes obtener de ella.

El propósito de este ejercicio es tratar de pensar como el fotógrafo para saber cómo actuarías tú frente una circunstancia determinada. Visitar exposiciones y examinar cada obra es una manera muy efectiva de aprender.

Para finalizar…

Estas fueron solo unas pequeñas recomendaciones que puedes considerar para llevar tus trabajos a un nivel más alto. Sin embargo, como te habrás dado cuenta, la clave para conseguir mejores fotos es la práctica.

mejores fotos

© Blast 707 Photography – Flickr

Para convertirte en un fotógrafo increíble hace falta tiempo y mucha disciplina. No hay manera de volverte un profesional de la noche a la mañana. Entonces, lo mejor que puedes hacer para avanzar es sacar tu cámara y ¡a fotografiar!

Y tú, ¿qué otros consejos puedes aportar para obtener mejores fotos?

------------------

------------------

Seguir leyendo en 3lentes.com →

Licencia de imágenes de Flickr CC by 2.0

Las imágenes con licencia CC de esta publicación se rigen bajo Creative Commons

La información contenida en esta página no es oficial ni ha sido verificada. Para detalles técnicos, información oficial y datos actualizados, por favor visite la página web de la marca/fabricante correspondiente.

Comentarios